Génesis 2:1-3 – El Séptimo día: El Sabbat del Señor

Así quedó terminada la creación de los cielos y de la tierra, y de todo lo que hay en ellos. Cuando llegó el séptimo día, Dios ya había terminado su obra de creación, y descansó [cesó] de toda su labor. Dios bendijo el séptimo día y lo declaró santo, porque ese fue el día en que descansó de toda su obra de creación.

Los primeros tres versículos de este capítulo forman parte de la narrativa del capítulo anterior, y contienen Su propósito Divino. Como vimos anteriormente, la humanidad es el punto culminante de los actos creativos de Dios (1: 26-31), mientras que el séptimo día, es el punto culminante de la semana de la creación. ¡Cuando Dios descansó (o cesó de crear), y vió que toda la creación era buena y no había nada más que hacer! El séptimo día tiene como intención celebrar la obra terminada de Dios; y se le denominaría “Shabát”, el día sería apartado como santo y dedicado al Creador, y también como descanso. La ausencia de la habitual frase “tarde y mañana” refleja la voluntad del Creador para entrar en comunión sin fin con la humanidad.

Seguir leyendo Génesis 2:1-3 – El Séptimo día: El Sabbat del Señor

¿Cuál es la relación entre Jesucristo y la Pascua Judía? (Parte 1)

La Celebración de la Primera Pascua (Pesaj en Hebreo)

El término español «Pascua» proviene del Latín pascae, que a su vez proviene del Griego πάσχα (pasja), una adaptación del Hebreo פסח (Pésaj), que significa ‘saltar por encima’. El Pesaj (Pascua) es la primera de las Festividades de Yahveh, nuestro Señor. Vea Levíticos 23 para revisar las demás Festividades. También puede leer el artículo en nuestro sitio web Las festividades del Señor (YHWH)

Seguir leyendo ¿Cuál es la relación entre Jesucristo y la Pascua Judía? (Parte 1)

Los principios básicos para el crecimiento espiritual (Parte 5)

Como hemos visto en este artículo, el crecimiento espiritual no es más que un compromiso de vivir para la gloria de Dios. Y al hacerlo, recibimos ayuda del Espíritu de Dios, quien activa el proceso de madurez espiritual. Se pasa de una infancia espiritual a una madurez espiritual, creciendo en gracia, y volviéndonos más como Jesucristo, nuestro modelo de perfección. Y también vimos nuestro deber de crecimiento en 2 Pedro 3:18:

Seguir leyendo Los principios básicos para el crecimiento espiritual (Parte 5)

Los principios básicos para el crecimiento espiritual (Parte 4)

Pablo nos dice en Efesios 4:14 – “Entonces ya no seremos inmaduros como los niños. No seremos arrastrados de un lado a otro ni empujados por cualquier corriente de nuevas enseñanzas. No nos dejaremos llevar por personas que intenten engañarnos con mentiras tan hábiles que parezcan la verdad”. Que debemos madurar y crecer espiritualmente. Es nuestro deber el progresar en nuestras vidas cristianas. De hecho, yo personalmente siento que, si en un día no crezco en mi vida espiritual para parecerme más a Cristo, ese día sin progreso es una gran pérdida en esta corta vida. Por lo que continuaremos con los principios para el crecimiento espiritual cristiano.

Seguir leyendo Los principios básicos para el crecimiento espiritual (Parte 4)