Génesis 3:6 — El hombre y la mujer pecan

Ver. 6 — La mujer quedó convencida. Vio que el árbol era hermoso y su fruto parecía delicioso, y quiso la sabiduría que le daría. Así que tomó del fruto y lo comió. Después le dio un poco a su esposo que estaba con ella, y él también comió.

Después del discurso de la serpiente vemos que Adán y la mujer tenían dos opciones: creer en Dios o creerle a Satanás; lamentablemente decidieron creerle a la serpiente. Esta toma de decisiones es la base de la batalla espiritual que cambió el destino de toda la humanidad, y que seguimos viendo hoy en día con todas las religiones en el mundo, y con la complejidad de los valores en la sociedad. Cuando en realidad, todas nuestras decisiones deberían de estar basadas únicamente en la revelación de Dios, que es perfecta. Vemos como la serpiente les vendió al hombre y a la mujer la falsa idea de la maldad disfrazada como algo más allá de lo bueno, de la sabiduría, la sofisticación, y de grandeza; lo que los llevó a la desobediencia por su avaricia. Seguir leyendo Génesis 3:6 — El hombre y la mujer pecan

Génesis 3:4-5 — El discurso de la serpiente

V. 4 — ¡No morirán! —Respondió la serpiente a la mujer—.

En este punto la serpiente sabía que la batalla era suya y ahora se lanza para la victoria total. Aquí vemos la palabra de la serpiente en contra de la Palabra de Dios. El objetivo de la serpiente, una vez que se dio cuenta de que la mujer empezó a dudar acerca de si el comer del fruto era un crimen, o si habría algún castigo por hacerlo; hizo que la serpiente se volviera más audaz en su ataque, y, mintió directamente al afirmar rotundamente, — ¡No morirán! Seguir leyendo Génesis 3:4-5 — El discurso de la serpiente

Las mentiras que arruinaron al mundo: Cuarta mentira (Parte 5)

Con este artículo cerramos esta serie de estudios en las que hemos visto que la serpiente sigue utilizando las mismas mentiras que utilizó con Adán y Eva. En la cuarta mentira la serpiente le hace pensar a Eva que ella puede llegar a ser como Dios, quiere que ella actúe de forma independiente y que experimente. Veremos cómo hoy en día se repiten estas mentiras en religiones como el mormonismo, quienes piensan que pueden llegar a ser como dioses. Y veremos como el naturalismo (generado a partir de la teoría de la evolución de Darwin), el modernismo (Nietzsche) y la teoría del big bang, han llevado a muchos a pensar que Dios no existe (el ateísmo), con sus correspondientes terribles consecuencias. Seguir leyendo Las mentiras que arruinaron al mundo: Cuarta mentira (Parte 5)