Todas las entradas de: Rafael Beltran

Génesis 1:11-13 – Día tres: La creación de la vegetación

Después Dios dijo: «Que de la tierra brote vegetación: toda clase de plantas con semillas y árboles que den frutos con semillas. Estas semillas producirán, a su vez, las mismas clases de plantas y árboles de los que provinieron»; y eso fue lo que sucedió. La tierra produjo vegetación: toda clase de plantas con semillas y árboles que dan frutos con semillas. Las semillas produjeron plantas y árboles de la misma clase. Y Dios vio que esto era bueno. Y pasó la tarde y llegó la mañana, así se cumplió el tercer día.

“Que de la tierra brote vegetación

Este es el segundo acto creativo. El primero fue crear la materia, el segundo acto creativo fue la introducción de la vida, primero vegetal, y luego animal. La creación del mundo vegetal sigue una secuencia natural y lógica después de la aparición de la tierra separada de las aguas. Las plantas creadas en este día se dividen en tres clases: vegetación (criptógama), hierbas, y árboles. Estas tres etapas se enumeran en la traducción Reina-Valera (RVC): “Después dijo Dios: «¡Que produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla, y árboles frutales”.

Seguir leyendo Génesis 1:11-13 – Día tres: La creación de la vegetación

El Origen de la Biblia (Parte 4): Las Traducciones de la Biblia al Español

La Vulgata

El Latín era el lenguaje preferido de los Romanos, y eventualmente se esparció a lo largo del imperio. Los académicos empezaron a hacer diferentes traducciones al Latín de las escrituras Judías. Pero en el año 382 d. C., el Papa Dámaso I decidió que la iglesia necesitaba tener una traducción en Latín única y autoritaria. El Papa asignó esta ardua tarea a Jerónimo de Estridón, quien encabezaba a los estudiosos bíblicos de la época.

Seguir leyendo El Origen de la Biblia (Parte 4): Las Traducciones de la Biblia al Español

Génesis 1:9-10 – Día tres: La creación de la tierra y los mares

“Entonces Dios dijo: «Que las aguas debajo del cielo se junten en un solo lugar, para que aparezca la tierra seca»; y eso fue lo que sucedió. Dios llamó a lo seco «tierra» y a las aguas «mares». Y Dios vio que esto era bueno.”

“Que las aguas debajo del cielo se junten”

La forma en la que se describe este pasaje bíblico, es como, si la Tierra hubiera existido antes, pero hubiera sido sumergida en el agua. Después de que Dios (Elohím, en hebreo) lo dijo; se hizo de inmediato, las aguas fueron drenadas fuera de la tierra, dirigiéndose a su lugar designado; y las partes sólidas de la Tierra se convirtió en terreno seco dando vida a los continentes (Salmos 104:5-9).

Seguir leyendo Génesis 1:9-10 – Día tres: La creación de la tierra y los mares

El Origen de la Biblia (Parte 3): La Historia del Nuevo Testamento

Una vez terminado el Antiguo Testamento, hubo 400 años de silencio, durante los cuales Dios no habló ni inspiró ninguna Escritura. Este silencio se rompe con la llegada de Juan El Bautista anunciando la llegada del Mesías.

El Nuevo Testamento registra el resto de la historia desde el nacimiento de Jesucristo, el Mesías, hasta la culminación de toda la historia, y el estado eterno final. Por tanto, ambos Testamentos abarcan desde la creación hasta la consumación, de principio a fin; desde la eternidad pasada hasta la eternidad futura.

Seguir leyendo El Origen de la Biblia (Parte 3): La Historia del Nuevo Testamento

¿Por qué prospera la gente mala?

¿Por qué los malos parecen salirse con la suya?

Vivimos en un mundo lleno de violencia y corrupción, en donde vemos que hay maltratos, robos, drogadicción, criminalidad, terrorismo, etc. Incluso si observa, muchas películas populares se centran en el tema de la “vida de lujos” que llevan los criminales: ladrones, asesinos, traficantes de drogas, banqueros codiciosos, políticos corruptos, drogadictos, etc. Ellos parecen tener su vida resuelta, y parecen vivir libres de preocupaciones.

Seguir leyendo ¿Por qué prospera la gente mala?

Génesis 1:6-8 – Día dos: La creación del Cielo

Entonces Dios dijo: ”Que haya un espacio entre las aguas, para separar las aguas de los cielos de las aguas de la tierra” y eso fue lo que sucedió. Dios formó ese espacio para separar las aguas de la tierra de las aguas de los cielos y Dios llamó al espacio “cielo”. Y pasó la tarde y llegó la mañana, así se cumplió el segundo día.

El trabajo del “segundo día” es la creación del llamado “espacio” de los cielos. Después de la creación de la luz, el próximo acto creativo fue, según la cosmogonía Hebrea, la división del abismo acuoso primitivo, mediante una esfera sólida que aquí se denota con la palabra “cielo”. Las aguas están por encima de ella y por debajo ella.

Seguir leyendo Génesis 1:6-8 – Día dos: La creación del Cielo

El Origen de la Biblia (Parte 2): La Historia del Antiguo Testamento

Moisés es la primer persona que es identificada como escritor de la Torah (del Hebreo), o Pentateuco (del griego), que incluye los primeros 5 libros de la Biblia (Génesis, Éxodo, Levíticos, Números, y Deuteronomio). Probablemente escritos alrededor de 1400 A.C. En Deuteronomio 31:9, se muestra como fue que Moisés escribiera, poco antes de su muerte, instrucciones para el pueblo de Israel:

Seguir leyendo El Origen de la Biblia (Parte 2): La Historia del Antiguo Testamento

¿Por qué le pasan cosas malas a gente buena?

Esta pregunta la hemos escuchado muchas veces antes: ¿Por qué Dios si es bueno, quien todo lo sabe, y es todopoderoso, permite que le pasen cosas malas a la gente buena?

También nos preguntamos: ¿Cómo pudo Dios permitir que esto me pasara a mí (o a los míos)? ¿Por qué siento tanto dolor y no siento que Dios me ayude?

Seguir leyendo ¿Por qué le pasan cosas malas a gente buena?

Génesis 1:5 – Día uno: Se cumplió el primer día.

Dios llamó a la luz ”día” y a la oscuridad ”noche”. Y pasó la tarde y llegó la mañana, así se cumplió el primer día.

“Dios llamó a la luz Día … Noche”

El Hebreo יוֹםyom, se puede referir a la luz del día, a un período de 24 horas, o para un período de tiempo no especificado. Sin embargo, en este contexto la noche y el día se refieren a un período de 24 horas, en donde básicamente se completa una rotación completa de la Tierra sobre su eje. Esto no puede significar una edad, pero sólo un día, y los Judíos lo consideran que comienza desde la puesta del sol a la siguiente puesta del sol. Este ciclo de luz y oscuridad significa que la Tierra giraba sobre su eje, por lo que había una fuente de luz en un lado de la tierra, aunque el sol aún no se ha creado. En consecuencia a esto, se generan periodos de frío y calor, teniendo como resultado efectos importantes en y sobre la corteza terrestre.

Seguir leyendo Génesis 1:5 – Día uno: Se cumplió el primer día.

El Origen de la Biblia. Parte 1

La palabra “Biblia” viene del griego βιβλίαbiblia, que significa “rollos” (scrolls en Inglés) o “libros”; es el plural de βιβλίονbiblion, libro. La palabra biblion se utiliza en el texto griego de Lucas 4:17. Sin embargo, un compendio de 66 libros acabó conociéndose como uno solo: la Biblia. El Antiguo Testamento está formado por 39 libros, fue escrito en su mayor parte en hebreo y tres libros en arameo (Esdras, Jeremías, y parte de Daniel). El Nuevo Testamento contiene 27 libros que están escritos en griego. La redacción del Antiguo Testamento probablemente empezó alrededor del año 1400 a. C. y se terminó alrededor del año 400 a. C., y la del Nuevo Testamento entre el 50 d. C. y 100 d. C.

Seguir leyendo El Origen de la Biblia. Parte 1