Archivo de la etiqueta: Estudio

Génesis 4:3-5 – Las ofrendas de Caín y Abel (Parte 2)

En el artículo anterior vimos las ofrendas que presentaron Caín y Abel para el Señor, en este artículo veremos la respuesta por parte del Señor hacia estos hermanos y sus respectivas ofrendas. Y también revisaremos cuál es la analogía para los cristianos de hoy en día. Seguir leyendo Génesis 4:3-5 – Las ofrendas de Caín y Abel (Parte 2)

Génesis 3:22–23 — La expulsión del Paraíso (Parte 1)

Ver. 22 — Luego el Señor Dios dijo: «Miren, los seres humanos se han vuelto como nosotros, con conocimiento del bien y del mal. ¿Y qué ocurrirá si toman el fruto del árbol de la vida y lo comen? ¡Entonces vivirán para siempre!».

En este pasaje veremos como la misericordia divina da a la humanidad la oportunidad de regresar a Dios, pero por ahora, se le ordena a Adán y a Eva que abandonen el paraíso, para que puedan vivir en condiciones más adecuadas para su bien moral y espiritual. Los arboles de la vida y del conocimiento (Génesis 2:9) vuelven a ser el punto focal del relato. Y tenemos la carrera contra el tiempo para evitar que la humanidad cometa otro error con consecuencias para toda la eternidad. Seguir leyendo Génesis 3:22–23 — La expulsión del Paraíso (Parte 1)

Génesis 3:14 — El Pacto Adámico: Dios maldice a la serpiente (Parte 1)

Ver. 14 — Entonces el Señor Dios le dijo a la serpiente: «Por lo que has hecho, eres maldita más que todos los animales, tanto domésticos como salvajes. Andarás sobre tu vientre, arrastrándote por el polvo durante toda tu vida.

Cuando Adán y Eva eligieron desobedecer a Dios provocaron en el mundo una tendencia a pecar. Por lo que Dios no lo podía pasar por alto, Él debía juzgarlo y castigarlo de inmediato. Si las consecuencias del pecado de nuestros primeros padres parecen extremas, esto refleja la justicia y odio de Dios hacia cualquier tipo de pecado. Dios sabía que esto desencadenaría más pecado, vidas arruinadas como lo vemos en el resto de las Escrituras por el seguimiento a las mentiras de Satanás. Por eso divisó un plan de salvación y el Pacto Adámico que veremos, es la primera etapa del mismo. Aquí veremos la primera parte del pacto en donde se explica la maldición a la serpiente. Seguir leyendo Génesis 3:14 — El Pacto Adámico: Dios maldice a la serpiente (Parte 1)

Génesis 1:14-19 – Día cuatro: La creación del sol, la luna y las estrellas

Entonces Dios dijo: «Que aparezcan luces en el cielo para separar el día de la noche; que sean señales para que marquen las estaciones, los días y los años. Que esas luces en el cielo brillen sobre la tierra»; y eso fue lo que sucedió. Dios hizo dos grandes luces: la más grande para que gobernara el día, y la más pequeña para que gobernara la noche. También hizo las estrellas. Dios puso esas luces en el cielo para iluminar la tierra, para que gobernaran el día y la noche, y para separar la luz de la oscuridad. Y Dios vio que esto era bueno. Y pasó la tarde y llegó la mañana, así se cumplió el cuarto día.

Seguir leyendo Génesis 1:14-19 – Día cuatro: La creación del sol, la luna y las estrellas

Génesis 1:6-8 – Día dos: La creación del Cielo

Entonces Dios dijo: ”Que haya un espacio entre las aguas, para separar las aguas de los cielos de las aguas de la tierra” y eso fue lo que sucedió. Dios formó ese espacio para separar las aguas de la tierra de las aguas de los cielos y Dios llamó al espacio “cielo”. Y pasó la tarde y llegó la mañana, así se cumplió el segundo día.

El trabajo del “segundo día” es la creación del llamado “espacio” de los cielos. Después de la creación de la luz, el próximo acto creativo fue, según la cosmogonía Hebrea, la división del abismo acuoso primitivo, mediante una esfera sólida que aquí se denota con la palabra “cielo”. Las aguas están por encima de ella y por debajo ella.

Seguir leyendo Génesis 1:6-8 – Día dos: La creación del Cielo