Archivo de la etiqueta: Satanás

Génesis 3:15 — El Pacto Adámico: Dios maldice a la serpiente (Parte 2)

Ver. 15 — Y pondré hostilidad entre tú y la mujer, y entre tu descendencia y la descendencia de ella. Su descendiente te golpeará la cabeza, y tú le golpearás el talón».

Continuando con el Pacto Adámico, aquí veremos el segundo componente de la maldición para la serpiente, su parte espiritual. Describe el conflicto permitido por Dios, los participantes en la batalla, y la destrucción final de Satanás por la descendencia de la mujer. Este versículo es llamado “protoevangelio”, porque contiene la primera buena noticia: la promesa de un Salvador; siendo ésta la razón por la cual Jesucristo vino al mundo, y nos da la buena noticia de la justicia divina, que resolverá los problemas de la humanidad que desencadenó la serpiente, la cual tiene una esperanza de vida limitada con un final violento. Seguir leyendo Génesis 3:15 — El Pacto Adámico: Dios maldice a la serpiente (Parte 2)

Génesis 3:14 — El Pacto Adámico: Dios maldice a la serpiente (Parte 1)

Ver. 14 — Entonces el Señor Dios le dijo a la serpiente: «Por lo que has hecho, eres maldita más que todos los animales, tanto domésticos como salvajes. Andarás sobre tu vientre, arrastrándote por el polvo durante toda tu vida.

Cuando Adán y Eva eligieron desobedecer a Dios provocaron en el mundo una tendencia a pecar. Por lo que Dios no lo podía pasar por alto, Él debía juzgarlo y castigarlo de inmediato. Si las consecuencias del pecado de nuestros primeros padres parecen extremas, esto refleja la justicia y odio de Dios hacia cualquier tipo de pecado. Dios sabía que esto desencadenaría más pecado, vidas arruinadas como lo vemos en el resto de las Escrituras por el seguimiento a las mentiras de Satanás. Por eso divisó un plan de salvación y el Pacto Adámico que veremos, es la primera etapa del mismo. Aquí veremos la primera parte del pacto en donde se explica la maldición a la serpiente. Seguir leyendo Génesis 3:14 — El Pacto Adámico: Dios maldice a la serpiente (Parte 1)

Las mentiras que arruinaron al mundo: Cuarta mentira (Parte 5)

Con este artículo cerramos esta serie de estudios en las que hemos visto que la serpiente sigue utilizando las mismas mentiras que utilizó con Adán y Eva. En la cuarta mentira la serpiente le hace pensar a Eva que ella puede llegar a ser como Dios, quiere que ella actúe de forma independiente y que experimente. Veremos cómo hoy en día se repiten estas mentiras en religiones como el mormonismo, quienes piensan que pueden llegar a ser como dioses. Y veremos como el naturalismo (generado a partir de la teoría de la evolución de Darwin), el modernismo (Nietzsche) y la teoría del big bang, han llevado a muchos a pensar que Dios no existe (el ateísmo), con sus correspondientes terribles consecuencias. Seguir leyendo Las mentiras que arruinaron al mundo: Cuarta mentira (Parte 5)

Génesis 3 – La expulsión de la humanidad del jardín del Edén

Introducción

Génesis 3 es uno de los capítulos más importantes en toda la Biblia. Es el punto de partida para el resto de las Escrituras. Es el comienzo del gran drama en la historia de la humanidad que ha permanecido por más de 6,000 años y nos habla de la condición del universo, de cómo perdimos la comunión con Dios, marca el inicio de la espiral en descenso para la humanidad creada por el problema del mal y el sufrimiento en nuestro mundo. Por otro lado, también nos da la buena noticia de que Dios tiene listo un plan para rescatarnos, el cual, involucra la necesidad apremiante de un Salvador: Jesucristo. Seguir leyendo Génesis 3 – La expulsión de la humanidad del jardín del Edén

Las mentiras que arruinaron al mundo: Tercer mentira (Parte 4)

Como vimos en los artículos pasados la serpiente tenía ganada la batalla al poner la duda en la mente de Eva, y ahora va a cambiar su creencia al darle motivación y soporte para que le crea sus mentiras, al decirle lo que ella quería escuchar. Seguir leyendo Las mentiras que arruinaron al mundo: Tercer mentira (Parte 4)

Las mentiras que arruinaron al mundo: Segunda mentira (Parte 3)

Continuando con esta serie de artículos, ahora veremos la segunda mentira, en donde la serpiente tuvo la audacia de llamar a Dios, un mentiroso. Como recordarán en la primer mentira, Satanás estaba sugiriendo a Eva que el amor de Dios era defectuoso, ya que les quería evitar que alcanzaran todo lo que podían llegar a ser. Y Eva, por su respuesta, indica que le está empezando a creer a la serpiente, quien desinteresadamente sólo está buscando el bienestar de Eva. Seguir leyendo Las mentiras que arruinaron al mundo: Segunda mentira (Parte 3)

Las mentiras que arruinaron al mundo: Primer mentira (Parte 2)

Ahora, continuando con el tema de la primer mentira de la serpiente, en donde le insinuaba a Eva que Dios “no es bueno, o no te ama”, observemos esta siguiente religión, la cual es tan antigua (500 a.C.) como el confucionismo que ya vimos. Continuemos: Seguir leyendo Las mentiras que arruinaron al mundo: Primer mentira (Parte 2)

Las mentiras que arruinaron al mundo (Parte 1)

La historia de la humanidad ha estado llena de mentiras desde el inicio. El mundo esta tan acostumbrado a las mentiras, al grado que ya no nos sorprende cuando descubrimos si alguien está mintiendo. De hecho, si a partir de ahora todos dijéramos la verdad, probablemente empezaría la tercera guerra mundial cuando los gobernantes de cada país hablaran entre sí y se dijeran sus verdades. Así de deteriorado está el mundo, tanto que no puede parar de mentir. Seguir leyendo Las mentiras que arruinaron al mundo (Parte 1)

¿Por qué le pasan cosas malas a gente buena?

Esta pregunta la hemos escuchado muchas veces antes: ¿Por qué Dios si es bueno, quien todo lo sabe, y es todopoderoso, permite que le pasen cosas malas a la gente buena?

También nos preguntamos: ¿Cómo pudo Dios permitir que esto me pasara a mí (o a los míos)? ¿Por qué siento tanto dolor y no siento que Dios me ayude?

Seguir leyendo ¿Por qué le pasan cosas malas a gente buena?

Génesis 1:2

La tierra no tenía forma y estaba vacía, y la oscuridad cubría las aguas profundas; y el Espíritu de Dios se movía en el aire sobre la superficie de las aguas.

Este segundo versículo en la Biblia ha causado varias interpretaciones, ya que en el versículo 1 vemos que Dios creó los cielos y la tierra; y ahora en el versículo 2, la tierra no tiene forma. Puesto que Dios no creó la tierra vacía y en caos (Isaías 45:18). Esto nos lleva a preguntarnos ¿Qué pasó entre el versículo 1 y el versículo 2?

Seguir leyendo Génesis 1:2