Archivo de la etiqueta: Shabat

Génesis 4:3-5 – Las ofrendas de Caín y Abel (Parte 2)

En el artículo anterior vimos las ofrendas que presentaron Caín y Abel para el Señor, en este artículo veremos la respuesta por parte del Señor hacia estos hermanos y sus respectivas ofrendas. Y también revisaremos cuál es la analogía para los cristianos de hoy en día. Seguir leyendo Génesis 4:3-5 – Las ofrendas de Caín y Abel (Parte 2)

Génesis 4:3-5 – Las ofrendas de Caín y Abel (Parte 1)

En el artículo anterior vimos la creación de la familia de Adán y mencionamos a dos de los hijos de Eva. Ahora veremos que, pese a que Eva creía que Caín era el salvador prometido por Dios, su relación con Dios era menos favorable que la de su hermano Abel. Veremos la primer ofrenda registrada en la Biblia hacia Dios y sus resultados. Caín y Abel son el primer ejemplo de lo que es un hombre “religioso” de este mundo, en comparación con un hombre con fe genuina. Seguir leyendo Génesis 4:3-5 – Las ofrendas de Caín y Abel (Parte 1)

Génesis 2:1-3 – El Séptimo día: El Sabbat del Señor

Así quedó terminada la creación de los cielos y de la tierra, y de todo lo que hay en ellos. Cuando llegó el séptimo día, Dios ya había terminado su obra de creación, y descansó [cesó] de toda su labor. Dios bendijo el séptimo día y lo declaró santo, porque ese fue el día en que descansó de toda su obra de creación.

Los primeros tres versículos de este capítulo forman parte de la narrativa del capítulo anterior, y contienen Su propósito Divino. Como vimos anteriormente, la humanidad es el punto culminante de los actos creativos de Dios (1: 26-31), mientras que el séptimo día, es el punto culminante de la semana de la creación. ¡Cuando Dios descansó (o cesó de crear), y vió que toda la creación era buena y no había nada más que hacer! El séptimo día tiene como intención celebrar la obra terminada de Dios; y se le denominaría “Shabát”, el día sería apartado como santo y dedicado al Creador, y también como descanso. La ausencia de la habitual frase “tarde y mañana” refleja la voluntad del Creador para entrar en comunión sin fin con la humanidad.

Seguir leyendo Génesis 2:1-3 – El Séptimo día: El Sabbat del Señor

Génesis 1:14-19 – Día cuatro: La creación del sol, la luna y las estrellas

Entonces Dios dijo: «Que aparezcan luces en el cielo para separar el día de la noche; que sean señales para que marquen las estaciones, los días y los años. Que esas luces en el cielo brillen sobre la tierra»; y eso fue lo que sucedió. Dios hizo dos grandes luces: la más grande para que gobernara el día, y la más pequeña para que gobernara la noche. También hizo las estrellas. Dios puso esas luces en el cielo para iluminar la tierra, para que gobernaran el día y la noche, y para separar la luz de la oscuridad. Y Dios vio que esto era bueno. Y pasó la tarde y llegó la mañana, así se cumplió el cuarto día.

Seguir leyendo Génesis 1:14-19 – Día cuatro: La creación del sol, la luna y las estrellas

LAS FESTIVIDADES DEL SEÑOR (YHWH)

LOS PLANES DE DIOS – SUS DIVERSOS SACRIFICIOS-                     CON LECCIONES PARA CRISTIANOS HOY

El descanso es el punto de partida de los planes de Dios con Israel, así como su propósito final.

Las festividades de Yahveh tienen el descanso como su tema, como está indicado por el día de reposo consagrado al Señor (Shabat en Hebreo), el significado de la palabra Shabat significa ‘dejar de trabajar’: “Tienes seis días en la semana para hacer tu trabajo habitual, pero el séptimo es un día de descanso absoluto, un día oficial de asamblea santa. Es el día de descanso del Señor, y tendrás que guardarlo dondequiera que vivas.”(Levíticos 23:3).

Seguir leyendo LAS FESTIVIDADES DEL SEÑOR (YHWH)

Génesis 1:5 – Día uno: Se cumplió el primer día.

Dios llamó a la luz ”día” y a la oscuridad ”noche”. Y pasó la tarde y llegó la mañana, así se cumplió el primer día.

“Dios llamó a la luz Día … Noche”

El Hebreo יוֹםyom, se puede referir a la luz del día, a un período de 24 horas, o para un período de tiempo no especificado. Sin embargo, en este contexto la noche y el día se refieren a un período de 24 horas, en donde básicamente se completa una rotación completa de la Tierra sobre su eje. Esto no puede significar una edad, pero sólo un día, y los Judíos lo consideran que comienza desde la puesta del sol a la siguiente puesta del sol. Este ciclo de luz y oscuridad significa que la Tierra giraba sobre su eje, por lo que había una fuente de luz en un lado de la tierra, aunque el sol aún no se ha creado. En consecuencia a esto, se generan periodos de frío y calor, teniendo como resultado efectos importantes en y sobre la corteza terrestre.

Seguir leyendo Génesis 1:5 – Día uno: Se cumplió el primer día.