La Festividad de las Trompetas – Yom Teruáh (Rosh Hashanah)

La mayoría de los cristianos probablemente nunca han estudiado el Festival de las Trompetas, quizás porque lo hayan considerado como un festejo judío sin ninguna aplicación para los creyentes de nuestros días. Sin embargo, les mostraremos en este artículo que como cristianos necesitamos entender el significado de esta festividad. De acuerdo a muchos estudiosos de la Biblia, las siete festividades del Señor (Levíticos 23) son una profecía de eventos futuros, parte de los cuales ya han sido cumplidos y parte que aún están por cumplirse.

Las siete Festividades del SEÑOR

Las siete festividades anuales pueden ser divididas en dos por las estaciones del año, las primeras cuatro se celebran en primavera (estas ya fueron cumplidas con la venida de Jesucristo) y las tres festividades de Otoño (que son parte de las profecías de la segunda venida de Jesús). Como vimos en artículos previos, las festividades de primavera incluyen: la Pascua Judía, la festividad de Panes sin Levadura, la festividad de Primeros Frutos (o Primera Cosecha), y Pentecostés. Las festividades de otoño que estamos a punto de celebrar, y que están separadas por un periodo de cuatro meses (que hacen referencia al periodo de la iglesia de Jesús que estamos viviendo en este momento, entre la primera venida y segunda venida de Jesucristo) incluyen: la festividad de las Trompetas (Yom Teruáh en hebreo), el Día del Perdón (Yom Kippur en hebreo) y Tabernáculos (Sukkot en hebreo). Las tres grandes festividades en la que los israelitas peregrinaban a Jerusalén son durante la Pascua Judía, Pentecostés y Tabernáculos. Las tres festividades de otoño presagian bendiciones futuras para Israel. Las primeras cuatro festividades son históricas; las últimas tres son proféticas.

[Dice Jesús] “Ustedes conocen el dicho: “Hay cuatro meses entre la siembra y la cosecha”, pero yo les digo: despierten y miren a su alrededor, los campos ya están listos para la cosecha.” — Juan 4:35 (NTV)

festividades

Las Festividades del Otoño

Calendario-Hebreo
El Calendario Hebreo

Las últimas tres festividades se celebran en el séptimo mes llamado Tishri (del calendario lunar judío, la séptima Nueva Luna). Es una especie de mes Sabático, así como se marca el séptimo día (el Shabát), y se observa el año Sabático, cada siete años. La Festividad de las Trompetas – Yom Teruáh, también conocida como Rosh Hashanah (literalmente significa en hebreo “cabeza de año”, rosh – cabeza y shaná – año), por los judíos, ya que para ellos marca el comienzo de un nuevo año civil y actualmente es celebrado alrededor del mundo. Sin embargo, el primer mes definido por Dios (Éxodo 12:2), llamado Nisan o Abib, marca el comienzo del año religioso, haciendo alusión a la liberación de la esclavitud y salida de Egipto del pueblo Israelita, y durante ese mes se celebra la Pascua Judía. El primer día del séptimo mes era para el descanso y para tener una asamblea santa, luego en el décimo día se observa el Día del Perdón (Yom Kippur, para expiación de pecados y la eliminación de impurezas), mientras que en el día quince (5 días después) se marca el comienzo de la festividad de Tabernáculos, el cual representa un adelanto de la vida de abundante bendición en la presencia del Señor.

La Festividad de las Trompetas

La Festividad de las Trompetas la encontramos en Levítico 23:24-25:

[Dice el Señor] “«Di a los israelitas lo siguiente: El día primero del mes séptimo celebrarán ustedes un día de reposo y una reunión santa conmemorativa con toque de trompetas. Deberán quemar una ofrenda en honor del Señor, y no harán ninguna clase de trabajo pesado.»” — Levíticos 23:24-25 (DHH)

Este año se celebra la Festividad de las Trompetas (mejor conocido como Rosh Hashanah entre la comunidad judía) al atardecer del Domingo 2 de octubre, 2016, el cual marca el inicio del nuevo año 5777 en el calendario judío.

La Festividad de las Trompetas, se conoce Bíblicamente en hebreo como Yom (Día) Teruáh. La palabra hebrea תְּרוּעָה  – teruáh que significa sonar la alarma, señal, grito, grito de guerra, o bien un grito de alegría. Para los judíos significa también el día de la resurrección.

Hay dos tipos de trompetas mencionadas en la Biblia: las trompetas de plata, y los cuernos de carnero o antílope africano, llamado “kudu” (shofar en hebreo). Las trompetas en las Escrituras se tocaban para diferentes ocasiones y propósitos:

Los cuernos de carneros y de otros animales se han utilizado como trompetas (shofar en hebreo).
Los cuernos de carneros y de otros animales se han utilizado como trompetas (shofar en hebreo).
  1. Para llamar a asamblea;
  2. Para llamar al pueblo de Israel a que moviera su campamento a otro lugar:

[Dice el Señor] “«Haz dos trompetas de plata labrada a martillo para convocar a la comunidad a reunirse y dar la señal de levantar el campamento.” — Números 10:2 (NTV)

  1. Como un grito de guerra:

[Dice el Señor] “Cuando lleguen a su propia tierra y vayan a la guerra contra sus enemigos que los atacan, darán la alarma con las trompetas. Entonces el Señor su Dios los recordará y los rescatará de sus enemigos.” — Números 10:9 (NTV)

  1. En preparación para un anuncio;
  2. Una advertencia de un juicio por venir;
  3. Un llamado a celebración en tiempos de alegría, y
  4. Al entregar ofrendas y adorar a Dios.

[Dice el Señor] “«También hagan sonar las trompetas en tiempos de alegría, en sus festivales anuales y al principio de cada mes. Además, toquen las trompetas cuando entreguen las ofrendas quemadas y las ofrendas de paz. Las trompetas le recordarán a su Dios el pacto que hizo con ustedes. Yo soy el Señor su Dios».”— Números 10:10 (NTV)

Felices son los que oyen el alegre llamado a la adoración, porque caminarán a la luz de Tu presencia, Señor.” — Salmos 89:15 (NTV)

Las Ofrendas

Menorah-en-Tabernaculo
Sacerdotes levíticos trabajando

Durante la festividad de Trompetas, los sacerdotes Levitas del templo tenían trabajo adicional ya que, aunado a los sacrificios diarios de la mañana y de la noche; tenían que agregar también las ofrendas mensuales (de la Luna Nueva), y adicionalmente ofrendas especiales al marcar la Festividad de las Trompetas:

[Dice el Señor] “Cada año, el primer día del mes señalado, al principio del otoño, celebren el Festival de las Trompetas. Convoquen un día oficial para una asamblea santa y no hagan ningún trabajo habitual. Ese día deben presentar una ofrenda quemada como aroma agradable al Señor: un becerro, un carnero y siete corderos de un año, todos sin defecto. Estas deben ser acompañadas de las ofrendas de grano de harina selecta humedecidas con aceite de oliva: seis litros con el becerro, cuatro litros con el carnero  y dos litros con cada uno de los siete corderos. Además sacrifiquen un chivo como ofrenda por el pecado, para purificarse y hacerse justos ante el Señor. Estos sacrificios especiales, junto con sus ofrendas obligatorias de grano y las ofrendas líquidas, son además de las ofrendas quemadas habituales, mensuales y diarias. Se las presenta como ofrenda especial al Señor, un aroma agradable a Él.” —Números 29:1-6 (NTV)

Los sacerdotes Levíticos también cantaban el Salmo 81 mientras se ofrecía la ofrenda líquida como parte de la festividad.

altavoz“¡Toquen el cuerno de carnero en la luna nueva y otra vez en la luna llena, para convocar a un festival! Pues los decretos de Israel así lo exigen; es una ordenanza del Dios de Jacob.” — Salmos 81:3-4 (NTV)

Como parte de la celebración por la noche se cantaba el bellísimo salmo 29 para la honra y adoración de Dios y en el cual se hace especial mención de la poderosa voz del Señor:

“Honren al Señor, oh seres celestiales; honren al Señor por Su gloria y fortaleza… La voz del Señor resuena sobre la superficie del mar; el Dios de gloria truena; el Señor truena sobre el poderoso mar… La voz del Señor resuena con relámpagos. La voz del Señor hace temblar al lugar desolado; el Señor sacude el desierto de Cades.” — Salmos 29:1, 3, 7-8 (NTV)

Durante la festividad se tocaban las trompetas en Jerusalén desde la mañana hasta el anochecer. Se hacía en el Templo, incluso en el Shabat.

Hoy en día en las sinagogas se siguen tocando las trompetas como parte de la conmemoración de Rosh Hashanah, se lee el Salmo 27 y Ezequiel 33 para seguir en con la voluntad de Dios y responder al llamado de Dios. Los judíos creen que el llamado del shofar (trompeta) es un llamado al arrepentimiento, y esto los llevara a estar en el Libro de la Vida.

Significado profético de la Festividad de las Trompetas

Menorah
Menorah

Como ya lo mencionamos, Jesús en Su primera venida dio cumplimiento a las festividades de primavera con Su muerte, resurrección, y con la venida del Espíritu Santo. Sin embargo, los últimos tres eventos, son proféticos, y serán cumplidos por Jesucristo cuando venga por segunda vez, iniciando un nuevo episodio que desencadenará una serie de acontecimientos asociados con estas festividades. Las Sagradas Escrituras revelan un significado profético en la Festividad de las Trompetas, el cual indica un futuro en donde Israel será llamado de regreso a la Tierra Prometida aquí en la tierra:

“Sin embargo, llegará el día cuando el Señor los reunirá como grano seleccionado a mano. Uno por uno los irá reuniendo, desde el río Éufrates al oriente, hasta el arroyo de Egipto al occidente. En aquel día se tocará la gran trompeta y muchos de los que se morían en el destierro en Asiria y en Egipto regresarán a Jerusalén para adorar al Señor en Su monte santo.” — Isaías 27:12-13 (NTV)

Los judíos se refieren con otros nombres a la Festividad de las Trompetas como: Yom Tejiá (el Día de la Resurrección); Yom Hadín (el Día del Juicio); Yom Zicarón (el Día de la Remembranza); Yom Hamaléj (el Día de la Coronación del Rey). Todos estos nombres hacen referencia a la venida del Mesías, y el shofar (trompeta) se utiliza para anunciar que Él viene.

Para la Iglesia, esta festividad está vinculada con diferentes acontecimientos:

  1. Marca el fin del periodo de gracia de la iglesia que empezó en Pentecostés. Y El señor empezará a reunir a sus elegidos.

    pentecostes-Fuego
    Pentecostés

“Y entonces, por fin, aparecerá en los cielos la señal de que el Hijo del Hombre viene, y habrá un profundo lamento entre todos los pueblos de la tierra. Verán al Hijo del Hombre venir en las nubes del cielo con poder y gran gloria. Enviará a sus ángeles con un potente toque de trompeta y reunirán a los elegidos de todas partes del mundo, desde los extremos más lejanos de la tierra y del cielo.” — Mateo 24:30-31 (NTV)

  1. El esperado evento del “Rapture” (arrebatamiento), en el cual el Cuerpo de Cristo será reunido con nuestro Señor Jesucristo. Dado que el periodo de tiempo entre Pentecostés y la Festividad de las Trompetas es el más largo y varía cada año (a diferencia de las otras festividades del Señor en las que los periodos son fijos) esto hace referencia a la segunda venida de Jesús, representando esta incertidumbre. Como la analogía de una boda judía, en la que el tiempo del compromiso (estar comprometidos para el matrimonio), antes de la boda, depende de la aprobación del Padre sobre la casa que el novio (Jesús) está construyendo para su novia (la iglesia). Así que nadie sabe cuándo sucederá esto, sólo el Padre. Pero lo más seguro es que va a ser en la última trompeta de esta festividad, todavía no sabemos de qué año o a qué hora.

[Dice Pablo] “Pues el Señor mismo descenderá del cielo con un grito de mando, con voz de arcángel y con el llamado de trompeta de Dios. Primero, los creyentes que hayan muerto se levantarán de sus tumbas. Luego, junto con ellos, nosotros, los que aún sigamos vivos sobre la tierra, seremos arrebatados en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Entonces estaremos con el Señor para siempre. Así que anímense unos a otros con estas palabras.” — 1 Tesalonicenses 4:16-18 (NTV)

[Dice Pablo] “en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, cuando suene la trompeta final. Pues la trompeta sonará, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.” — 1 Corintios 15:52 (RVC)

Sin embargo, nadie sabe el día ni la hora en que sucederán esas cosas, ni siquiera los ángeles en el cielo ni el propio Hijo. Solo el Padre lo sabe.” — Marcos 13:32 (NTV)

“Les digo a ustedes lo que digo a todos: ¡Manténganse despiertos esperándolo a Él [Jesús]!” — Marcos 13:37 (NTV)

  1. La resurrección de los creyentes que hayan muerto que ocurrirá al momento que ocurra el arrebatamiento. Los judíos llaman a este día “El día del despertar o la resurrección”.

[Dice Pablo] “Pero permítanme revelarles un secreto maravilloso. ¡No todos moriremos, pero todos seremos transformados! Sucederá en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, cuando se toque la trompeta final. Pues, cuando suene la trompeta, los que hayan muerto resucitarán para vivir por siempre. Y nosotros, los que estemos vivos, también seremos transformados.” —1 Corintios 15:51-52 (NTV)

  1. La Festividad de las Trompetas es conocida como el día del juicio (Yom Hadín) por los rabinos judíos. Para los creyentes representa el juicio que tendremos delante “el tribunal de Cristo”.Dia-del-Juicio

“Pues todos tendremos que estar delante de Cristo para ser juzgados. Cada uno de nosotros recibirá lo que merezca por lo bueno o lo malo que haya hecho mientras estaba en este cuerpo terrenal.” — 2 Corintios 5:10 (NTV)

“¿Qué otro Dios hay como tú, que perdona la maldad y olvida el pecado del remanente de su pueblo? Tú no guardas el enojo todo el tiempo, porque te deleitas en la misericordia.” — Miqueas 7:18-20 (RVC)

  1. Adicionalmente cuando la Iglesia (la novia) se reúna con Jesús (el novio) en la Festividad de las Trompetas, las trompetas anunciarán la Boda del Mesías con su novia. Y vivirán unidos para siempre, por toda la eternidad.

“Alegrémonos y llenémonos de gozo y démosle honor a Él, porque el tiempo ha llegado para la boda del Cordero, y Su novia se ha preparado.” — Apocalipsis 19:7 (NTV)

  1. Otro nombre de las Festividad de las Trompetas es el “Día Oculto” (Yom HaKeséh) porque como las escrituras nos lo especifican, nadie sabe cuándo todos estos eventos van a ocurrir, solamente el Padre.

“Sin embargo, nadie sabe el día ni la hora en que sucederán estas cosas, ni siquiera los ángeles en el cielo ni el propio Hijo. Solo el Padre lo sabe.” — Mateo 24:36 (NTV)

En el Apocalipsis se mencionan siete trompetas las cuales cubren el Periodo de Tribulaciones:

[Dice Jesús] “Enviará a Sus ángeles con un potente toque de trompeta y reunirán a los elegidos de todas partes del mundo, desde los extremos más lejanos de la tierra y del cielo.” — Mateo 24:31 (NTV)Dios-y-angeles

  1. Otro nombre de las Festividad de las Trompetas es el “Día de la remembranza” (Yom Zicarón), en donde Dios perdonará y tendrá compasión de todo aquel que su nombre esté escrito en el libro de las memorias.

“Entonces los que temían al Señor hablaron entre sí y el Señor escuchó lo que dijeron. En la presencia de Él, escribieron un rollo de memorias para registrar los nombres de los que temían al Señor y siempre pensaban en el honor de Su nombre. Ellos serán mi pueblo —dice el Señor de los Ejércitos Celestiales—. El día en que yo venga para juzgar, serán mi tesoro especial. Les tendré compasión así como un padre le muestra compasión a un hijo obediente.” — Malaquías 3:16-17 (NTV)

“Ahora bien, si me obedecen y cumplen mi pacto, ustedes serán mi tesoro especial entre todas las naciones de la tierra; porque toda la tierra me pertenece.” — Éxodo 19:5 (NTV)

El Libro de la Vida (para los judíos)

Para la comunidad judía la festividad de trompetas marca el comienzo del período de 10 días en donde se busca el perdón con sus semejantes y el perdón de Dios, con la esperanza de que sus nombres sean escritos en el Libro de la Vida. Por esta razón empiezan a tocar el shofar todas las mañanas en las sinagogas para llamar a la gente hacia Dios durante un periodo de 40 días, desde un mes antes de Rosh Hashanah, en el mes de Elul, y termina en Yom Kippur (30 días + 10 días).

En la comunidad judía, Rosh Hashanah (Festividad de las Trompetas) es visto como el Día del Juicio: cuando Dios evalúa las acciones del individuo para determinar si Él escribirá el nombre de esa persona en el Libro de la Vida durante el año siguiente, según sus doctrinas del Talmud. En la tradición judía se piensa que el arrepentimiento, ayuno, caridad y buenas acciones producen el perdón.

Nosotros como cristianos sabemos que no es por buenas acciones, sino poniendo nuestra fe en Jesucristo, arrepintiéndonos de nuestros pecados y pidiéndole perdón a Dios, es la forma en la que Él nos salva, al invitarlo a nuestras vidas. Él nos envía a Su Espíritu, y nos da el regalo de la vida eterna, por Su gracia:Nueva-Jerusalem

“Jesús le dijo: «Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente.»” — Juan 11:25-26a (RVC)

“Y la manera de tener vida eterna es conocerte a Ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien Tú enviaste a la tierra.”— Juan 17:3 (NTV)


Continuar leyendo: La Festividad de las Trompetas (Parte 2)