Las Profecías de la Última Generación (Parte 1)

En el artículo anterior vimos que hay miles de versículos que profetizan la Segunda Venida de Jesucristo, y que hay muchas interpretaciones de cómo y cuándo se va llevar a cabo este majestuoso evento en el plan de salvación de Dios, inclusive lo comparamos a un rompecabezas que ha sido armado de diferentes formas con piezas que no se acoplan y otras que sobran. Ahora veremos las señales descritas en las profecías que nos indican que la Segunda Venida del Mesías está cerca y que tenemos que prepararnos para recibir a nuestro Señor Jesucristo. Empezaremos tratando de identificar quién es la “Última Generación”.

“Mientras Jesús estaba sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron por separado, y le dijeron: «Dinos, ¿cuándo sucederá todo esto, y cuál será la señal de Tu venida y del fin del mundo?»” — Mateo 24:3 (RVC)

Cuando Jesús les respondió a los discípulos no les dijo en un versículo la fecha y hora exacta de Su regreso, pero si nos dio el mandamiento de que estemos preparados para Su regreso y esto nos aplica a usted y a mí. Como Sus representantes en la tierra, este evento no nos puede tomar desprevenidos como lo hará con los incrédulos.

[Jesús dice] “Por tanto, estén preparados también ustedes, porque a la hora que no piensen, vendrá el Hijo del Hombre.” — Mateo 24:44 (RVA-2015)

Además, Jesús indicó que, una de las consecuencias de que Su gente no estuviera preparada para recibirlo en Su Primera Venida, sería que serían destruidos, y Jerusalén con ellos (Lucas 19:41-44). Y vimos cómo los judíos fueron exiliados de la Tierra Prometida, y como consecuencia, se le llamó “Palestina” desde el año 135 d.C.

“Te derribarán a tierra, y a tus hijos dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, porque no conociste el tiempo de tu visitación.” — Lucas 19:44 (NBLA)

Por otro lado, las Escrituras nos hablan de que múltiples señales se tienen que cumplir, antes de que podamos saber que Su Segunda Venida está cerca. El SEÑOR espera que las personas observen Sus leyes y que estudien las Escrituras, y dice que Su pueblo es destruido por falta de conocimiento (Oseas 4:6), si los judíos las hubiera estudiado en su momento, hubieran reconocido a Cristo, hubieran apreciado el “tiempo de su visitación”.

Mi pueblo es destruido por falta de conocimiento. Por cuanto tú has rechazado el conocimiento, Yo también te rechazaré para que no seas Mi sacerdote. Como has olvidado la ley de tu Dios, Yo también me olvidaré de tus hijos.” — Oseas 4:6 (NBLA)

Las Escrituras nos dicen que las señales primero se van a intensificar en magnitud y frecuencia, como los dolores de parto que tiene una mujer antes de dar a luz, para que pongamos más atención en las profecías y no nos dejemos engañar. Y en cierto punto, cuando estas profecías se empiecen a cumplir podremos calcular la fecha exacta de la Segunda Venida de Jesucristo, y esto va a ser el honor que tendrá la “Última Generación”.

“Habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y sobre la tierra, angustia entre las naciones, perplejas a causa del rugido del mar y de las olas.” — Lucas 21:25 (NBLA)

“Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino, y habrá hambre y terremotos en distintos lugares. Todo esto será sólo el comienzo de los dolores.” — Mateo 24:7-8 (RVC)

¿Pero cómo saber quiénes forman parte de la “Última Generación”?

Empecemos con lo que nos dice Jesús en la parábola de la higuera, en la que nos dice que la Última Generación va a ser testigo de estas señales descritas en Mateo 24, y posiblemente hasta de Su Segunda Venida.

“Así también ustedes, cuando vean todas estas cosas, sepan que está cerca, a las puertas. De cierto les digo que no pasará esta generación hasta que todas estas cosas sucedan.” — Mateo 24:33-34 (RVA-2015)

La “Última Generación”, del hebreo דֹור אַחֲרֹון –  dor ajarón, de dor que significa “generación, periodo o era”, y ajarón que es “última o final”, y que en este caso de Salmo 78:4, la tradujeron como: la “Generación Venidera”, para hacer referencia a la “Última Generación”, que estará presente durante la Segunda Venida de Jesucristo. Por lo que Dios ya nos dijo lo que está a punto de suceder.

“No lo ocultaremos a sus hijos, sino que contaremos a la generación venidera [dor ajarón] las alabanzas del Señor, Su poder y las maravillas que hizo.” — Salmos 78:4 (NBLA)

El SEÑOR le describe al profeta Isaías acerca del comportamiento de la Última Generación que vivirá en el día final o “yom ajarón”: Las personas regirán sus vidas por la violencia y la perversidad, en lugar de por la Palabra de Dios, y eso es lo que vemos a nuestro alrededor hoy en día a nivel global.

“Ahora ven y escribe esta visión en una tablilla, delante de ellos. Grábala en un libro para que se conserve como testimonio perpetuo hasta el día final [yom ajarón]… Por tanto, así ha dicho el Santo de Israel: “Porque desecharon esta palabra y confiaron en la violencia y en la perversidad, y se han apoyado en ello…” — Isaías 30:8, 12 (RVA-2015)

[Dice el Señor] “Porque han dicho: «Hemos hecho un pacto con la muerte, hemos hecho un convenio con el Seol. Cuando pase el azote abrumador, no nos alcanzará, porque hemos hecho de la mentira nuestro refugio y en el engaño nos hemos escondido… Será terminado el pacto de ustedes con la muerte, su convenio con el Seol no quedará en pie. Cuando pase el azote abrumador, ustedes serán pisoteados por él.” — Isaías 28:15, 18 (NBLA)

Y no solo vemos este comportamiento entre los incrédulos, sino que ahora el cristianismo se está alejando de los caminos del SEÑOR, a través de doctrinas falsas que se están popularizando como la “predicación de la prosperidad” con exponentes como Joel Osteen y Joyce Meyer, y las enseñanzas carismáticas de Benny Hinn, Kenneth Copeland, y Paula White, quienes tienen millones de seguidores. Inclusive, estas doctrinas se han infiltrado en el mensaje principal de respetadas iglesias evangélicas que tienen en su mayoría una sana doctrina, pero que ahora promueven mensajes como que escaparemos del juicio de Dios, que seremos “arrebatados” (Pretribulación), es decir, que no tendremos que pasar por las tribulaciones descritas en el Apocalipsis cuando éstas comiencen. Estos cristianos han sido educados que vivimos solo en gracia del “Nuevo Testamento”, les gusta escuchar ese mensaje, y que no tenemos que seguir las leyes e instrucciones del SEÑOR del Antiguo Testamento.

Porque este es un pueblo rebelde, hijos falsos, hijos que no quieren escuchar la instrucción del Señor; que dicen a los videntes: «No vean visiones»; y a los profetas: «No nos profeticen lo que es recto, dígannos palabras agradables, profeticen ilusiones. Apártense del camino, desvíense de la senda, no oigamos más acerca del Santo de Israel».” — Isaías 30:9-11 (NBLA)

[Jesús dice] Cualquiera, pues, que anule uno solo de estos mandamientos, aun de los más pequeños, y así lo enseñe a otros, será llamado muy pequeño en el reino de los cielos; pero cualquiera que los guarde y los enseñe, este será llamado grande en el reino de los cielos.” — Mateo 5:19 (NBLA)

¿Cómo identificar a la Última Generación?

Cuando comenzó la Primera Guerra Mundial, el trauma del mundo convenció a muchos de que la tribulación apocalíptica había comenzado. Porque vieron los “comienzos de dolores”, de la guerra, los terremotos, la Pandemia de gripe de 1918, y la violencia en el mundo. A través de la historia hemos visto que se ha profetizado el fin de los tiempos múltiples veces por diferentes personas, y este fenómeno lo vemos desde los tiempos del apóstol Pablo hasta el día de hoy, y tenemos que casi cada 10 años un famoso profeta anuncia que recibió el mensaje de que el fin del mundo será en un día en específico. Lo que causa decepción, y el desánimo entre los creyentes, y, para evitar estar equivocados, los pastores tratan de evitar estudiar y hablar de profecía, y las congregaciones terminan en la ignorancia. Pero, la ignorancia no es una bendición cuando se trata del regreso del SEÑOR. Jesús nos advierte que es nuestra responsabilidad estudiar las Escrituras para que ningún hombre nos engañe.

“Jesús les respondió: «Tengan cuidado de que nadie los engañe».” — Mateo 24:4 (NBLA)

Lo primero que tenemos que preguntarnos es: ¿Qué es una generación? Hay muchas respuestas a esta pregunta, pero nos apegaremos a la más sencilla, que es el periodo de tiempo que una persona vive, y durante este tiempo tenemos generaciones que se traslapan. En este artículo veremos la profecía que nos dio Moisés en el Salmo 90, donde él habiendo vivido 120 años, nos dice que una generación es entre 70 y 80 años; lo cual, es confirmado por el profeta Isaías que nos habla de que un rey vive 70 años (Isaías 23:15). Hoy podemos ver cómo la esperanza de vida promedio mundial, ha crecido de 47 años en 1950 a 73 años en el 2020, siendo el año 2010 cuando alcanzamos 70 años como la esperanza de vida promedio a nivel mundial. ¿Podría ser este el primer indicador de que somos la “Última Generación”?

“Los días de nuestra vida son setenta años; y en los más robustos, ochenta años. La mayor parte de ellos es duro trabajo y vanidad; pronto pasan, y volamos.” — Salmos 90:10 (RVA-2015)

Entonces ¿Somos o no somos la Última Generación? Bueno esto es lo que trataremos de responder en este artículo. Porque si no lo somos, todas estas maravillosas profecías, que nos dan esperanza y bendiciones no son para nosotros sino para personas que vivirán en el futuro, y podemos seguir con nuestras vidas sirviendo al SEÑOR y creciendo Su reino en la tierra. Pero si estamos convencidos de que somos la Última Generación, tenemos que prepararnos espiritualmente para crecer nuestra fe y acercarnos a Dios para enfrentar los tiempos que vienen, promulgar el Evangelio seriamente, convertirnos en los siervos buenos y fieles alineados con los deseos de nuestro SEÑOR, y estar listos para recibir a nuestro Señor Jesucristo.

“Entonces verán al Hijo del Hombre viniendo en una nube con poder y gran gloria. Cuando estas cosas comiencen a suceder, miren y levanten su cabeza porque su redención está cerca.” — Lucas 21:27-28 (RVA-2015)

creyenteLa Última Generación es muy diferente a todas las generaciones pasadas, porque va a participar en los más grandes de los eventos que hayan ocurrido en la historia de la humanidad, porque Dios ha guardado lo mejor para el final. Si usted piensa que fue asombroso que el Monte Sinaí fuera sacudido, que se partiera el Mar Rojo, que se detuviera el sol y la luna a petición de Josué, y que 10 plagas acabaran con Egipto, la nación más poderosa de esa época; espere a ver los eventos más asombrosos que ocurrirán cuando el Todopoderoso sacuda a los poderes de los cielos, y salve a Su gente del Anticristo en todo el mundo. Además, en el día del SEÑOR, Jesús desplazará planetas, estrellas y hasta galaxias completas de su posición en el universo, las estrellas huirán de Él cuando venga a la tierra. Con todo este poder, cualquier problema al que nos enfrentemos aquí en la tierra es insignificante para nuestro Señor Jesucristo. Pero para los incrédulos, estos eventos serán la peor experiencia de sus vidas.

Los hombres se desmayarán a causa del terror y de la expectativa de las cosas que sobrevendrán al mundo habitado, porque los poderes de los cielos serán sacudidos.” — Lucas 21:26 (RVA-2015)

La Profecías que nos indican que estamos cerca del final de los tiempos

Entonces, ¿porque pensamos que somos la Última Generación? Las primeras pistas o evidencias las encontramos en el libro de Daniel, a quien se le reveló mucha información del final de los tiempos, pero él no las entendió aún y cuando él era un hombre de entendimiento (Daniel 1:17).

“Y él respondió: «Anda, Daniel, porque estas palabras están cerradas y selladas hasta el tiempo del fin… Pero tú, sigue hasta el fin. Descansarás y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días»” — Daniel 12:9, 13 (NBLA)

El SEÑOR le dijo a Daniel que todas estas profecías y todos estos eventos solo serían entendidas por las personas de una generación en particular que vivirán al final de los tiempos: “no pasará esta generación hasta que todas estas cosas sucedan”. Ahora veamos 3 características de la última generación descritas en Daniel 12:4:

“Pero tú, oh Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de un lado para otro, y se incrementará el conocimiento.” — Daniel 12:4 (RVA-2015)

“Muchos”

La primer característica por la que pensamos que somos la última generación es por el número de habitantes que están vivos hoy en día. Se estima que en toda la historia de la humanidad vivieron un total de 6,000 millones de personas. Y de acuerdo a la ONU, en 1999 la población mundial alcanzó 6,000 millones de habitantes; es decir, que en ese año había el mismo número de personas vivas que el total de personas de todas las generaciones anteriores. Por lo que la Última Generación se caracteriza por tener una explosión demográfica, porque hoy en día hay más personas vivas en una sola generación, que el total de todas las generaciones pasadas, sobre todo porque en la actualidad estamos a punto de llegar a los 8,000 millones de habitantes en el planeta. Así que en esta generación hay más del 50% de todos los habitantes que han caminado por la tierra desde que se dio esta profecía. Puede ver nuestro artículo de Génesis 6:1 – La población Antediluviana para más detalles.

“Correrán de un lado para otro”

Otra característica de la última generación, es que vivimos en un tiempo con drásticos cambios tecnológicos que no existían en ninguna de las generaciones anteriores, la Revolución Industrial trajo grandes cambios. Los medios de transporte como el tren para transportar pasajeros se desarrolló en los 1800s, y los automóviles y aviones no se desarrollaron hasta los 1900s. Por lo que la gente en la antigüedad no viajaba grandes distancias, y cuando lo hacía normalmente era para mudarse a otro lugar, y no regresaban a su lugar de origen. La Última Generación se puede mover de un lado para otro fácilmente, fuimos de andar en carretas y caballos a volar a la luna, y hay planes para viajar al planeta Marte. Hoy podemos volar, y en cuestión de horas, estar al otro lado del mundo. En 2019 hubo casi 69 millones de vuelos en todo el mundo, y millones de personas fueron de un “lado para otro”. Esta posibilidad era inimaginable en el pasado, y hoy incluso existen vehículos que se manejan solos. Y no solo por tierra, sino también la gente se puede transportar por mar, y lo vemos por la cantidad de cruceros de pasajeros que el año pasado trasportaron a 30 millones de turistas por todo el mundo. Pareciera que no hay límites para viajar en esta generación (claro antes del Covid-19).

“Se Incrementará el Conocimiento”

Se estima que todo el conocimiento que el hombre adquirió desde el principio, hasta el año 1 d.C. se duplicó hasta el año 1500. Y este conocimiento se volvió a duplicar en 1750, solo 250 años después. Para duplicarse de nueva cuenta en 1900, esta vez solo tomó 150 años. Se preguntará: ¿Cómo fue que hicieron esos cálculos? No tengo la menor idea. Pero lo que sí sabemos es lo siguiente:

Todo este crecimiento del conocimiento empezó porque el hombre comió del árbol equivocado en el jardín del Edén, del “Árbol del Conocimiento del Bien y el Mal”, y a partir de ahí hemos ido ganando conocimiento. El problema es que no sabemos cómo tratar este conocimiento de forma correcta. Porque hacemos el bien y el mal con cada nuevo conocimiento que adquirimos. Por ejemplo, utilizando el mismo conocimiento: se han hecho reactores nucleares para generar electricidad y bombas nucleares para atemorizar a los enemigos.

Cuando vemos cómo se ha incrementado el conocimiento, descubrimos que hubo elementos clave que aceleraron su difusión, como la invención de la imprenta y las computadoras, que hicieron que el conocimiento se duplicara otra vez de 1900 a 1958. El siguiente anuncio de que la información se había duplicado fue en 1970, en tan solo 12 años. Y a partir de este punto, el conocimiento se duplicó en ciclos de 10 años en 1980 y después en 1990. Pero con el desarrollo del Internet y los smartphones (¿recuerda que antes había casetas telefónicas?) se creó un crecimiento exponencial de la información, reduciendo el tiempo en el que el conocimiento se duplicaba para hacerlo en ciclos de 5 años, en 1995 y 2000. Si agregamos los DVD, computadoras portátiles, cámaras digitales, aparatos como los asistentes electrónicos, y la maduración del Internet, los ciclos se redujeron aún más llegando a ser de 2 años en 2002 y 2004. En este punto, la Enciclopedia Británica anunció oficialmente que no podía mantenerse al día con tal volumen de información para que fuera incluida en su enciclopedia. Con el surgimiento de las redes sociales como Facebook, Twitter, y YouTube se ha generado una explosión acelerada de información, y la duplicación del conocimiento se redujo a solo un año entre los años 2005 y 2009, teniendo el doble de información cada año. Para el 2010, el conocimiento creció 6 veces en un solo año, en ese entonces había 20,000 millones de páginas web operando en el Internet. Los ciclos en los que la información seguía duplicándose se siguieron reduciendo hasta el día de hoy, en que IBM estima que en 2020 la información se está duplicando cada 11-12 horas. Aunado con el lanzamiento de tecnologías como el “Internet de las cosas”, que planea conectar 50,000 millones de dispositivos a la Internet en este año, y “Big data” que es la base para los sistemas de inteligencia artificial que se están desarrollando alrededor del mundo por compañías como Google, Apple, IBM, Amazon, y los gobiernos de China, Rusia y los Estados Unidos, principalmente para sus departamentos de defensa. Y todos ellos están en la carrera tecnológica para alcanzar el punto llamado la “singularidad”, que es cuando el crecimiento explosivo de la inteligencia artificial, superará la capacidad del cerebro humano y continuará en su crecimiento acelerado para estar en un punto más allá del punto de la comprensión humana. Para mayor referencia puede ver nuestros artículos: Génesis 6:4 — El Resurgimiento de los Nefilím como en los Días de Noé, y también ¿Qué es el Don de Discernimiento de Espíritus? (Parte 4).

De acuerdo, a las estadísticas YouTube, diariamente la gente a nivel mundial ve 1,000 millones de horas de video en YouTube. Solo para que se imagine la cantidad de información que esto representa, si una sola persona quisiera ver todos los videos que se vieron en YouTube el día de hoy, tendría que pasar los siguientes 114,000 años sentado las 24 horas del día viéndolos. Esto es humanamente imposible de controlar, por ello Google está desarrollando la inteligencia artificial para controlar este flujo de información, y dar sugerencias de qué otros videos ver, para tener a sus usuarios contentos, viendo los anuncios que intercala en los videos de su plataforma.

Esta explosión del conocimiento existente en el mundo, nunca había sido experimentada por ninguna generación en el pasado. Esto nos afecta al punto de que un estudiante universitario con un programa de 4 años de carrera, cuando se gradúe, su título estará obsoleto dentro del primer año que vaya a trabajar, porque todo lo que aprendió va a estar obsoleto, y según los transhumanistas, la única forma en la que podrá ser competitivo será que esté dispuesto a mejorar su cerebro con adiciones tecnológicas transhumanistas, lo que lo convertirá en un ciborg, y de esta forma, podrá mantenerse al corriente con toda la información y ser competitivo, o de lo contrario corre el riesgo de ser remplazado por un robot con inteligencia artificial. Y esto ya no es ciencia ficción, estos desarrollos están cada vez más cerca de formar parte de la vida diaria, de lo que creemos. De esta forma, vemos el cumplimiento del incremento en el conocimiento que inició cuando Adán y Eva comieron del fruto prohibido.

En el siguiente artículo continuaremos viendo más profecías del final de los tiempos que nos muestran por qué pensamos que somos la Última Generación y como debemos prepararnos para los tiempos que se avecinan.

¡Que Dios los bendiga!


Continuar leyendo: Las Profecías de la Última Generación (Parte 2)
Ir a: Las Profecías de la Segunda Venida de Jesucristo