Génesis 6:4 — El resurgimiento de los Nefilím como en los días de Noé

En el artículo anterior vimos que existieron gigantes o nefilím después del Diluvio que fueron llamados hombres de renombre. Existen referencias de ellos no solamente en las Escrituras, sino también en textos seculares, como por ejemplo, en las mitologías antiguas de diferentes culturas, en donde elevaron a estos seres abominables a un estatus de semidioses e inclusive dioses. Ahora veremos las profecías que nos hablan acerca del resurgimiento de los nefilím, hablaremos acerca de la Bestia (el Anticristo) del Apocalipsis, de eventos previos a la Segunda Venida de nuestro Señor Jesucristo, quien pondrá fin a todas estas transgresiones. También hablaremos acerca de la “mezcla con la simiente humana” de la que habla el profeta en Daniel 2:41-44, y la relación de todo esto con los nefilím. Además hablaremos brevemente acerca del Transhumanismo, y de cómo este movimiento forma parte de la agenda del enemigo, veremos las repercusiones que estas rebeldías tendrán en el final de los tiempos, dando cumplimiento a las profecías bíblicas.

“Como en los días de Noé”

Como vimos en nuestro artículo de Génesis 6:2 – Los Hijos de Dios — ¿Hombres o Ángeles? (Parte 3), pensamos que los hijos de Dios, o “benéi haElohím”, volverán a tratar de corromper el ADN de toda la humanidad como su último ataque a la Creación de Dios, por lo que esperamos ver a los nefilím nuevamente como cuando fueron vistos durante los Días de Noé.

[Dice Jesús] “Porque como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.” — Mateo 24:37 (NBLA)

Algo curioso que puede observar es que la palabra “genes” y “genética” viene de griego “genea” que significa “raza o especie”, “dar a luz o engendrar”. Pero esta palabra a su vez se construyó alrededor de la misma raíz griega de “gegenées” que fue utilizada en la Septuaginta para referirse a los nefilím. Por lo que el origen para la elección de la palabra genética nuevamente sugiere su objetivo final de alterar el componente genético del ADN, en este caso para la creación de gigantes. Es muy probable que Satanás esté detrás del origen y promoción de esta rama de la biología para la manipulación genética, la cual desde sus inicios, va en oposición directa al mandato del Señor (Levítico 19:19).

“Se mezclarán con simiente humana”

El libro de Daniel profetiza que la mezcla de ángeles caídos y humanos volverá a suceder. Esta profecía hace referencia al final de los tiempos, y es dada por el profeta Daniel cuando interpretó el sueño del rey Nabucodonosor, que menciona que los pies y los dedos de la estatua estarían hechos parte de hierro y parte de barro, que no se mezclan, en Daniel 2:41-44. En esta profecía, Daniel describe 10 dedos de los pies de la estatua, a hablar de reyes que “se mezclarán mediante simiente humana” y que serán juzgados por Dios, quien pone fin a sus reinos para establecer el Reino de Dios aquí en la tierra. ¿Quiénes son estos 10 reyes?

“Lo que usted vio, los pies y los dedos, parte de barro de alfarero y parte de hierro, será un reino dividido… En cuanto al hierro mezclado con barro corriente que ha visto, se mezclarán mediante simiente humana. Pero no se unirán el uno con el otro, como no se mezcla el hierro con el barro. En los días de estos reyes, el Dios del cielo levantará un reino que jamás será destruido, y este reino no será entregado a otro pueblo. Desmenuzará y pondrá fin a todos aquellos reinos, y Él permanecerá para siempre.” — Daniel 2:41a, 43-44 (NBLA)

Para responder a la pregunta recurramos a las Escrituras, en donde encontramos que, los 10 dedos de los pies de Daniel 2:43 son idénticos a los 10 cuernos en Daniel 7:7 y en Apocalipsis 13:1. Con estos pasajes conectamos que los 10 dedos de los pies y los 10 cuernos nos están hablando de 10 reyes, pero cuando agregamos la información de Apocalipsis 17:12 vemos la naturaleza de estos reyes.

Los diez cuernos que viste son diez reyes que todavía no han recibido reino, pero que por una hora reciben autoridad como reyes con la bestia.” — Apocalipsis 17:12 (NBLA)

Si presta atención, estos reyes están vivos en los días del apóstol Juan porque el versículo está en tiempo presente cuando dice: “son diez reyes que todavía no han recibido reino”, pero van a recibir sus reinos en el futuro cuando la Bestia llegue al poder. Sin embargo, han pasado ya casi 2,000 años desde esta profecía. ¿Cuáles reyes humanos han estado vivos durante 2,000 años? La única opción que queda es que estos reyes pertenecen al reino de las tinieblas, se trata de ángeles caídos o demonios, que estarán a cargo de reinar sobre toda la tierra dividida en 10 reinos. Esto explicaría lo que nos dice Apocalipsis 12:3, estos son los 10 cuernos/reyes que están bajo el control de Satanás (Daniel 2:42-44, 7:20, 24; Apocalipsis 12:3, 13:1, 17:12).

“Entonces apareció otra señal en el cielo: Un gran dragón rojo que tenía siete cabezas y diez cuernos, y sobre sus cabezas había siete diademas.” — Apocalipsis 12:3 (NBLA)

Daniel también nos dice como estos demonios van a reinar, en la frase: “se mezclarán mediante (o con) simiente humana”, con esta aclaración vemos que su semilla no es humana, estos 10 reyes deben ser algunos seres que sean capaces de mezclar su semilla con la semilla humana y engendrarán nefilím, y tendremos otra vez, el resurgimiento de estos seres descritos como hierro y barro. Así que puede ser que los demonios gobiernen directamente en la tierra, o que lo hagan a través de los nefilím, quienes estarían bajo su control. La palabra “mezclarán” que utilizó Daniel es la misma que utilizó Esdras para referirse a la mezcla que ocurrió cuando el pueblo de Israel tomó mujeres de las naciones paganas.

“El pueblo de Israel, los sacerdotes y los levitas no se han separado de los pueblos de las tierras y sus abominaciones: de los cananeos, hititas, ferezeos, jebuseos, amonitas, moabitas, egipcios y amorreos; sino que han tomado mujeres de entre las hijas de ellos para sí y para sus hijos, y el linaje santo se ha mezclado con los pueblos de las tierras; es más, la mano de los príncipes y de los gobernantes ha sido la primera en cometer esta infidelidad».” — Esdras 9:2 (NBLA)

Entre los nefilím que existirán en los últimos días, el más destacado será la Bestia (el Anticristo), porque la profecía de Daniel nos dice que un cuerno pequeño va a ascender al nivel de los 10 cuernos; él se levantará a semejanza de ellos (Daniel 7: 8). En otras palabras, el cuerno pequeño adquiere una naturaleza similar a la de los 10 reyes: Se transforma de ser un humano, a convertirse en un híbrido genético, algo entre Satanás y humano, se convierte en la Bestia (Daniel 8: 9). Esta es otra clave que nos revela la Biblia para descubrir la conexión genética entre la Bestia (Anticristo) y Satanás o Heilél ben Shajár (su verdadero nombre en hebreo).

“Mientras yo contemplaba los cuernos, vi que otro cuerno, uno pequeño, surgió entre ellos, y tres de los primeros cuernos fueron arrancados delante de él. Y este cuerno tenía ojos como los ojos de un hombre y una boca que hablaba con mucha arrogancia.” — Daniel 7:8 (NBLA)

Y después de casi 6,000 años, la profecía en Génesis 3:15 se cumplirá, en donde Satanás finalmente habrá logrado imitar la Encarnación. La Bestia, este hombre que literalmente se convertirá en el hijo genético de Satanás, al mezclar la semilla de Satanás con su ADN. Para convertirse en una persona humana con poderes y conocimientos sobrehumanos. Este hombre nos llevará al gobierno mundial y prometerá la paz mundial. Y luego la Bestia obligará a todos a tomar su material genético alterado, de esta forma Satanás tratará de imitar la salvación de Dios. Aquellos transformados con el cambio de ADN (marca de la Bestia) recibirán atributos sobrenaturales de Satanás, quizás por ello desearán recibir la marca de la Bestia, tal vez con la promesa de que se volverán inmortales, pero descubrirán que el no poder morir tiene sus desventajas, cuando sean atormentados por las langostas durante 5 meses y será entonces cuando busquen la muerte, que huirá de ellos (Apocalipsis 9: 6). La humanidad está siendo condicionada para aceptar la marca de la Bestia principalmente a través de filosofías como el Transhumanismo.

“Transhumanismo”

Transhumanismo es un término que fue utilizado por el biólogo evolutivo y humanista británico Julián Huxley (1887–1975) para describir la filosofía que propone: “ir más allá de ser humano”. Esta ideología busca mejorar la condición humana social, cultural, y tecnológicamente para que la humanidad trascienda sus limitaciones actuales. Transhumanismo busca acelerar la evolución del hombre a través de la ciencia y la tecnología para desarrollar una raza “post-humana”, “ultra-humana” capaz de evolucionar genéticamente hasta el punto de fusionar el cuerpo y la máquina. Las 3 áreas de desarrollo en transhumanismo son: súper inteligencia, súper bienestar y súper longevidad.

Súper inteligencia: Estamos muy cerca de que las computadoras alcancen la capacidad de procesamiento del cerebro humano, a este evento se le llama: “singularidad tecnológica”, cuando alcancemos este punto, se estima que la inteligencia artificial sobrepasará la inteligencia humana. Así que, si las personas integran estas tecnologías, y se implantan chips directamente en sus cerebros, podrán alcanzar capacidades de pensamiento híbrido humano y artificial, haciéndose según ellos, “súper inteligentes”.

Súper Bienestar: El movimiento transhumanista busca “mejorar” al hombre, a través de cambiar su código genético. Busca “acabar con el sufrimiento” al modificar genéticamente todos los sentimientos y las emociones, dado que “por la evolución” nuestros cuerpos no fueron diseñados para ser felices, sino para la supervivencia, por lo que según ellos, somos agresivos, celosos, y desarrollamos ansiedad y estrés. Entonces para “corregir” esto, ofrecen editar nuestros genes con tecnologías como CRISPR-CAS9 y TALEN, así supuestamente acabaríamos con nuestro sufrimiento y seríamos humanos más felices, saludables y longevos.

Súper Longevidad: Para los transhumanistas la enfermedad número uno es la vejez, que mata a 100,000 personas cada día en todo el mundo. Los científicos encontraron que las células senescentes son las responsables del envejecimiento, por lo que hay actualmente una carrera para reducir sus efectos a través de “terapias” de ADN. Así, según ellos, la humanidad podrá vivir tanto como quiera, y además porque las personas podrán transferir su conciencia a un nuevo cuerpo clonado con su propio ADN, o bien, transferir su conciencia a un robot, como si se tratase de un avatar. Logrando así ser inmortales.

Pero el transhumanismo es una doctrina que rechaza a Dios, al mostrar cómo el hombre en su rebeldía, está constantemente buscando cruzar las barreras que Dios estipuló para nuestro propio bien. Busca desarrollar un sistema alterno de salvación, inspirado en el mismo Satanás. La arrogancia del transhumanismo busca usurpar a Dios como el Creador, sustituyéndolo con la tecnología para crear al hombre a su propia imagen. Pero nos damos cuenta que, todas estas tecnologías provienen de los ángeles caídos. Y las alteraciones genéticas convertirán a las personas que se sometan a ellas, en una abominación para el SEÑOR, al igual que los nefilím. Satanás solo busca engañar a las personas prometiéndoles una “cura” al llamarla una “terapia genética”, pero tiene por objetivo corromper el ADN que nuestro Creador nos dio. Este será el intento final de Satanás para replicar su propia semilla en cada persona del planeta.

Hace poco vi la última película de Terminator, llamada Terminator: Destino Oscuro (2019), en esta película resulta muy claro ver las sugerencias demoniacas que hacen de transhumanismo, ya que una de las protagonistas es una “humana mejorada del futuro”, de forma que ella presenta fuerza sobrehumana y puede hacer muchas cosas que los humanos normales no pueden, y hasta se enfrenta con el Terminator asesino. Con películas como esta, Hollywood les está metiendo ideas a las personas para que crean que ser un “humano mejorado” es algo deseable, el transhumanismo continuará siendo un tema recurrente en las películas y programas de televisión, ya que están promoviendo la agenda satánica.

Esto de ser un “humano mejorado” es la misma mentira que le dijo la serpiente a Eva en el jardín del Edén, ella después de todo quería tener facultades que no tenía, como el “conocimiento del bien y del mal” y ser una diosa, pero al cruzar las barreras que Dios estipuló, todo a partir de ahí fue para su detrimento y el de toda su descendencia. Eva no se conformó en quedarse como estaba, quería más, y ahorita los científicos insensatos, quienes obviamente son analfabetas bíblicos, andan experimentando en áreas claramente prohibidas por las Escrituras, quizás tengan buenas intenciones, pero los resultados serán catastróficos.

En el siguiente artículo veremos dos teorías acerca del origen de los demonios y su relación con los nefilím.

¡Que Dios los bendiga!

Fotografía de la portada es cortesía del “Ark Encounter”.


Continuar leyendo: Génesis 6:4 – ¿Acaso los Demonios provienen de los Nefilím?
Ir a: Génesis 6:1 – La Población Antediluviana