Archivo de la etiqueta: Noé

Génesis 6:8 – La Gracia de Dios (Parte 2)


En el artículo anterior vimos lo que es la Gracia de Dios, la cual, es personificada por nuestro Señor Jesucristo, y por medio de Él, Noé fue salvado del juicio del Diluvio. Además vimos que, la gracia, hace que el cristianismo sea diferente a toda religión o filosofía en el mundo. Ahora veremos cómo el engaño del Dispensacionalismo (el cual se ha infiltrado en muchos grupos cristianos), ha tergiversado lo que es la gracia de Dios, hasta el punto en que los cristianos pequen por ignorancia (al no profundizar en el estudio de la Palabra de Dios). El conocimiento de la gracia del SEÑOR es de suma importancia, ahora que nos acercamos cada vez más a estar viviendo como en los tiempos de Noé, y como en los tiempos de Lot (de Sodoma y Gomorra), porque cada vez es más difícil transmitir la buena noticia del Evangelio en los corazones endurecidos de los incrédulos, debido a la iniquidad en la que vivimos, donde dicen que lo bueno es malo y lo malo es bueno (Isaías 5:20). Seguir leyendo Génesis 6:8 – La Gracia de Dios (Parte 2)

Génesis 6:8 – La Gracia de Dios (Parte 1)


En el artículo anterior vimos cómo la maldad de la humanidad causó un dolor tan grande al Creador que decidió destruir a la raza humana y a los animales, porque toda la carne había corrompido su camino sobre la tierra. Ahora veremos que, a pesar de toda la maldad, Dios selecciona a una persona recta o justa para mostrarnos Su gracia, al mismo tiempo que se llevaba a cabo el juicio que merecía la humanidad. Este versículo concluye con unas palabras de esperanza, de esta forma, Noé y su familia forman parte del plan de salvación de Dios, porque Su plan no era el exterminio del hombre, sino la regeneración con un orden de cosas más alto y mejor. Así Noé se convirtió en el padre de un nuevo mundo a través de sus descendientes, entre los que nos encontramos usted y yo. Seguir leyendo Génesis 6:8 – La Gracia de Dios (Parte 1)

Génesis 5:32 – Noé ¿Un Evangelista Antediluviano?

En el artículo anterior vimos que el padre de Noé, Lamec, pensó que su hijo iba a ser quien salvara a la humanidad de la maldición recibida en el Jardín del Edén, tal vez porque era la décima generación, o porque veía que los hombres solo hacían el mal y no prestaban atención a las profecías de su abuelo, Enoc. Ahora veremos acerca de la vida de Noé y sus hijos. Hablaremos de la gran fe que tuvo que tener Noé para construir el arca que salvaría a la humanidad y a los animales que Dios creó. Seguir leyendo Génesis 5:32 – Noé ¿Un Evangelista Antediluviano?