¿Deben los cristianos celebrar el Día de la Candelaria o el Día de la Marmota?

En este artículo veremos brevemente el significado de los festejos del día de la Candelaria y del día de la Marmota, que se celebran el 2 de febrero, y cómo han sido adoptadas por grupos cristianos, quienes incluso las han convertido en tradiciones familiares, muy populares hoy en día. También veremos cómo esta celebración, así como muchas otras cosas populares en el mundo, tienen sus orígenes en el ocultismo y en tradiciones paganas.

El Día de la Candelaria

Históricamente la iglesia católica ha utilizado el sincretismo (combinar creencias paganas con el cristianismo) para aumentar su poder e influencia con diferentes grupos y regiones, aceptando a nuevos feligreses y renombrando sus tradiciones para que se escuchen “más santas”. Por ejemplo, en México el Día de la Candelaria surgió cuando la iglesia católica mezcló el culto prehispánico de los aztecas al dios Tláloc (el dios Chac para los mayas, o Tajín para los totonacas), con la celebración católica de la “Purificación de la Virgen María”, y designó el 2 de febrero para su celebración, como explica el historiador Fray Bernardino de Sahagún (1500-1590) en su Historia General de las Cosas de Nueva España, Libro 2. Capítulo 1.

“Ustedes observan los días, los meses, las estaciones y los años. Temo que quizá he trabajado en vano por ustedes.” — Gálatas 4:10-11 (NBLA)

Fray Bernardino de Sahagún explica que, para los aztecas, el día 2 de febrero representaba el primer día del año en el calendario Azteca. Para conmemorar este día, realizaban sacrificios humanos de infantes al dios Tláloc y también se hacían ofrendas de maíz. La Conquista acabó con los sacrificios humanos que realizaban los aztecas, y fue sustituido por la celebración católica del día de la Candelaria, la cual mantuvo el elemento de las ofrendas de maíz al dios Tláloc, entre las comunidades locales del México antiguo. De forma que hoy en día, en México se acostumbra que, quien sacó el “muñeco” o “niño oculto” en la rosca de reyes (del 5/6 de enero), debe pagar una comida de tamales y atole, ambos productos del maíz. Es probable que la mayoría de los mexicanos en la actualidad, no tengan idea de dónde proviene la tradición de los tamales y el atole del 2 de febrero. El apóstol Pablo nos advierte que no compartamos la mesa del Señor con las ofrendas [de maíz] a otros dioses, por seguir una tradición de la que no sabemos sus orígenes.

“Al contrario, digo que lo que los gentiles sacrifican, lo sacrifican a los demonios, y no a Dios. Y yo no quiero que ustedes participen con los demonios. No pueden beber la copa del Señor y la copa de los demonios. No pueden participar de la mesa del Señor y de la mesa de los demonios.” — 1 Corintios 10:20-21 (RVA-2015)

¿Y por qué se le llama el día de la Candelaria a esta celebración a deidades paganas? De acuerdo a la enseñanza en el catolicismo, el 2 de febrero marca los 40 días requeridos en la ley de Dios después del 24 de diciembre, para que una mujer que dio a luz se purifique (Levítico 12). Entonces en este día supuestamente se celebra la presentación de Jesús en el Templo y la purificación de la Virgen María, según Lucas 2:22-40. Y de acuerdo a la tradición católica, como Jesús es la Luz del mundo (Juan 9:5), entonces el 2 de febrero, el día de la Candelaria, es el día en el que los sacerdotes católicos bendicen todas las velas (candelas) que serán utilizadas el resto del año. Sin embargo, en ninguna parte de las Escrituras encontramos que debamos festejar la purificación de María, lo que sí debemos festejar son las 7 Festividades del Señor (Levítico 23), por ejemplo debemos celebrar la Festividad de Tabernáculos, durante el otoño, en donde se colocaban cuatro enormes candelabros en el atrio del Templo, cuya luz iluminaba toda la ciudad de Jerusalén, puede ver para mayor detalle nuestro artículo LA FESTIVIDAD DE TABERNÁCULOS (SUCOT) Y SU SIGNIFICADO PROFÉTICO (PARTE 3). También el festival de las luces o festival de la dedicación, conocido por los judíos como Jánuca (Juan 10:22). Pero no vemos que los católicos celebren ninguna de estas festividades que están en la Biblia. Entonces, ¿Qué tiene que ver la purificación de María con las velas (candelas)?

Februa / Ceres

La razón de las velas y la purificación en el día de la Candelaria no tiene que ver con María y su purificación en el Templo, más bien su origen es otro sincretismo que hizo la iglesia católica con la religión y tradición de los romanos, quienes se llevaban antorchas y velas en honor a la diosa Februa (de donde proviene febrero) la madre del dios Marte (de donde proviene Marzo y Martes), llamada Ceres por los griegos, la madre de Prosperpina, quien deambulaba buscando a su hija en el centro de la tierra con antorchas y velas. Esto nos explica el porqué de las velas, ahora veamos de donde viene la purificación en febrero, para ello veamos el culto a varios dioses romanos empezando por el dios romano Februus (cuyo nombre significa purificación), a quien los romanos hacían ceremonias de purificación a principios del año. Además, estaba la diosa romana Febris de la “fiebre” (febris en latín significa fiebre), sí, los romanos rendían culto a esa enfermedad y a otras (malaria, angina, comezón, etc.). Los antiguos romanos, en su superstición, utilizaban amuletos para prevenir enfermedades como la fiebre, sin embargo, luego cambiaron esta tradición y acudían a los templos de Febris y dejaban ahí esos amuletos que llevaban puestos las personas que tenían fiebre, como una forma de “aplacar a la deidad”. Y de la relación entre los rituales de purificación y las fiebres, porque se consideraba que el sudor de las fiebres era una forma de purgante, un proceso de purificación, los romanos hacían rituales de purificación durante el mes de febrero. Así que esto puede explicar cómo la iglesia católica romana pudiera justificar este sincretismo, y asignara el 2 de febrero como el día de la purificación de la Virgen María, aunque no tenían ninguna relación con ella ni con Cristo.

El Día de la Marmota (Groundhog Day)

Este día se ha vuelto más popular a partir de la película de 1993 Hechizo del Tiempo (Groundhog Day en inglés), en donde un hombre vuelve a vivir una y otra vez el mismo día, y contiene de forma oculta la doctrina de reencarnación.

La fecha del 2 de febrero no tiene ningún significado particular para los cristianos, en las Escrituras no se nos indica que celebremos nada en esta fecha. Sin embargo, esta fecha sí es importante en el calendario de la magia ritual y el ocultismo, en el que cada 13 semanas hay una abominable celebración, de forma que la celebración oculta de Imbolc (el cual abarca desde la noche del 1 y el 2 de Febrero ) está en medio de las 13 semanas, entre la celebración pagana de Yule del solsticio de invierno (21 diciembre), y el festejo de Ostara (21 de marzo) durante el equinoccio de primavera. Para el ocultismo el número 13 es importante porque significa rebeldía. Además, estos periodos de 13 semanas los subdividen en periodos de 6 y 7 semanas (6+7=13) para llevar a cabo otras fiestas ocultas como Imbolc y Halloween, que a su vez está en medio de las 13 semanas, entre el equinoccio de otoño y el solsticio de invierno.

El día de la marmota está ligado también a la noche de Imbolc (la noche del 1 de febrero), esta fiesta pagana observada en el ocultismo, representa a la diosa de la primavera (una deidad de fertilidad) y sus tres etapas en la tierra: como doncella, como mujer madura (madre) y como anciana. Primero comienza como una mujer joven, luego el 1 de mayo (Beltaine) se convierte en mujer madura, y para octubre se convierte en una anciana que regresa a la tierra y duerme hasta la primavera.

Si se pregunta qué tiene que ver todo esto con la marmota, ahora vea la relación de esto: Esta diosa pagana es una creatura de la tierra, como la marmota. La marmota hace lo mismo que esta deidad, sale de la tierra, regresa a la tierra e hiberna. La deidad completa el ciclo del año, de “reencarnación”, igual que la marmota, es una representación de renacimiento y renovación. Todo esto es pagano.

Hay quienes hoy en día se reúnen en Punxsutawney, Pensilvania y en otras partes, para ver a la marmota Phil “que predice el fin del invierno”, según si voltea a ver su sombra o no. Este tipo de predicciones entra en la categoría de adivinación, y son prácticas estrictamente prohibidas por las Escrituras.

[Dice el Señor]”No sea hallado en ti nadie que haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni hechicería, o que sea agorero, o hechicero, o encantador, o adivino, o espiritista, ni quien consulte a los muertos. Porque cualquiera que hace estas cosas es abominable al Señor; y por causa de estas abominaciones el Señor tu Dios expulsará a esas naciones de delante de ti. Serás intachable delante del Señor tu Dios.” — Deuteronomio 18:10-13 (NBLA)

Sé de alguien que viajó exclusivamente a presenciar este evento, y por cierto, prometió ya no regresar por la enorme cantidad de gente que se reúne ahí, y por el frío que hacía. En promedio 40,000 personas acuden, causando un caos en un pequeño pueblo que no está preparado para tantos visitantes. No se deje engañar por lo tierno y lindo que pueda parecer este evento de la marmota, tiene su origen en el ocultismo.

Y regresando a hablar del sincretismo católico, el Imbolc también es llamado día de Santa Brígida, Brígida era una diosa celta del fuego en Irlanda, y fue “cristianizada” por los católicos, de forma que la llamaron Sta. Brígida, y aún hoy en día siguen conmemorando a Brígida en aquella región en esta misma fecha.

En resumen, no se deje engañar, el día de la Candelaria tiene orígenes paganos, que no tienen nada que ver con lo que nos indican las Escrituras.

¡Que Dios los bendiga!