¿Fue el Diluvio un Evento Global?


Las Escrituras han sido atacadas de diferentes formas, puede ver para su referencia nuestra serie de artículos: El Origen de La Biblia, en donde vemos que las Escrituras son inspiradas por Dios, no se trata de ideas humanas, sino de la revelación de Dios y Su voluntad para la humanidad. Uno de los ataques seculares más fuertes es hacia el pasaje del Diluvio, porque se insinúa que fue un evento local en la zona del Oriente Medio. Pero lo más triste es que esta mentira se ha infiltrado incluso dentro del cristianismo, y es enseñada a las congregaciones por sus mismos pastores, además de que múltiples comentarios bíblicos promueven la propaganda de un “diluvio local”, ya sea porque no investigaron lo suficiente, o porque es parte de la agenda de engaño de Satanás para debilitar nuestra fe en la autenticidad de la Biblia. En este estudio veremos diferentes evidencias que apoyan que el juicio de Dios para castigar el pecado fue un evento global a través del Diluvio, y que la tierra en la que vivimos actualmente es lo que quedó después de haber sido maldecida por el pecado de Adán (Génesis 3:17) y posteriormente juzgada con el Diluvio por la iniquidad de la humanidad en los tiempos de Noé. Y lo asombroso es que después de todos estos juicios en contra de la tierra todavía encontramos belleza en ella, ¡Imagine lo perfecto que será la nueva tierra que hará Jesucristo cuando regrese!

“Pues sabemos que la Creación entera gime y sufre hasta ahora dolores de parto.” — Romanos 8:22 (NBLA)

¿Cuáles son los Problemas con la Teoría de un Diluvio Local?

El primer problema que tenemos con la teoría de un diluvio local es que, si la inundación hubiera sido solo local, ¿por qué Dios no le dijo a Noé y a su familia que se mudaran a un lugar que no se fuera a inundar fuera del Oriente Medio? Porque cómo vimos en Génesis 6:17-18 – Dios Revela El Juicio Del Diluvio Y Su Pacto, Dios advirtió a Noé con décadas de anticipación acerca del Diluvio, por lo que podría haberse escapado de este juicio con bastante tiempo, y sin la necesidad de construir el Arca. De la misma forma en la que los ángeles advirtieron a Lot para que saliera de la región de Sodoma y Gomorra, y huyera a las montañas, antes de que ocurriera la destrucción local de esas ciudades. Por lo que el sentido común nos dice que la razón por la que construyeron el Arca fue porque la inundación fue realmente global y, por lo tanto, no había ningún otro lugar al que se pudieran mudar ni huir.

“Al amanecer, los ángeles apremiaban a Lot, diciendo: «Levántate, toma a tu mujer y a tus dos hijas que están aquí, para que no sean destruidos en el castigo de la ciudad»… Cuando los habían llevado fuera, uno le dijo: «Huye por tu vida. No mires detrás de ti y no te detengas en ninguna parte del valle. Escapa al monte, no sea que perezcas».” — Génesis 19:15, 17 (NBLA)

El problema de los animales: Si el diluvio fue local, ¿por qué envió Dios a todos esos animales al Arca? ¿No podrían los animales simplemente haber hecho una migración a una zona segura lejos de la inundación local? Más bien, la razón por la que fueron enviados al Arca fue para preservarlos de una muerte segura y salvarlos de la extinción, porque el Diluvio implicó una inundación mundial.

Y vinieron al arca, a Noé, de dos en dos, de todos los seres que respiran. Vinieron macho y hembra de todo animal, como Dios le había mandado. Y el SEÑOR le cerró la puerta.” — Génesis 7:15-16 (RVA-2015)

El problema del tiempo: Si el diluvio fue solo local, entonces, ¿por qué Noé permaneció en el Arca durante más de un año? 53 semanas es mucho tiempo para permanecer en un bote durante una inundación local que dura unos cuantos días. Además, el Arca hubiera tenido la oportunidad de viajar a tierra seca fuera de la inundación y desembarcar, sin necesidad de estar más de un año dentro del Arca. Más bien fue que realmente se quedaron tanto tiempo a bordo porque no había ningún otro lugar a donde ir durante una inundación mundial, y necesitaban esperar a que hubiera tierra seca para poder bajar del Arca.

Y aconteció que en el año 601 de Noé, en el mes primero, el día primero del mes, se secaron las aguas sobre la tierra. Entonces Noé quitó la cubierta del arca y vio que la superficie de la tierra estaba seca.” — Génesis 8:13 (NBLA)

El problema de las montañas: La Biblia dice que todas las montañas debajo de los cielos estaban cubiertas por lo menos 15 codos (7 metros) bajo el agua del Diluvio. Por lo tanto, ¿cómo podría una inundación cubrir las montañas del Medio Oriente y no afectar al resto del mundo? ¿A dónde se fue el agua que desbordó por 7 metros las montañas si hubiera sido una inundación local? Si las Escrituras nos dicen que todas las montañas fueron cubiertas, la única conclusión es que el Diluvio fue global.

El nivel del agua subió más de siete metros por encima de las montañas.” — Génesis 7:20 (CST)

El problema de la muerte: Si la inundación fue solo local, eso significa que una gran cantidad de personas que no vivían en las cercanías del área inundada, nunca se habrían visto afectadas por el diluvio y, por lo tanto, escaparon del juicio de Dios. Sin embargo, la Biblia enseña claramente que toda la población mundial de personas y animales terrestres que respiran aire murieron en una inundación mundial. Por cierto, los tripulantes del Arca son una analogía que nos dice que toda persona que esté fuera de Cristo también morirá en sus pecados, será juzgada por Dios y terminará en el Infierno (Hechos 4:12).

El Señor exterminó, pues, todo ser viviente que había sobre la superficie de la tierra. Desde el hombre hasta los ganados, los reptiles y las aves del cielo, fueron exterminados de la tierra. Solo quedó Noé y los que estaban con él en el arca.” — Génesis 7:23 (NBLA)

“Este Jesús es la piedra desechada por ustedes los constructores, pero que ha venido a ser la piedra angular. En ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres, en el cual podamos ser salvos.” — Hechos 4:11-12 (NBLA)

El Problema del Arco Iris: La Biblia enseña claramente que Dios nos dio el arco iris como una señal de que nunca más inundaría la tierra con un Diluvio mundial. Pero si el Diluvio es reducido a solo una inundación local, entonces esto convertiría a Dios en un mentiroso porque todavía tenemos muchísimas inundaciones locales hoy en día.

“Yo establezco Mi pacto con ustedes, y nunca más volverá a ser exterminada toda carne por las aguas del diluvio, ni habrá más diluvio para destruir la tierra». También dijo Dios: «Esta es la señal del pacto que Yo hago con ustedes y todo ser viviente que está con ustedes, por todas las generaciones: Pongo Mi arco en las nubes y será por señal de Mi pacto con la tierra. Y acontecerá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se verá el arco en las nubes, y me acordaré de Mi pacto, con ustedes y con todo ser viviente de toda carne. Nunca más se convertirán las aguas en diluvio para destruir toda carne.” — Génesis 9:11-15 (NBLA)

“Porque esto es para Mí como en los días de Noé, cuando juré que las aguas de Noé nunca más inundarían la tierra. Así he jurado que no me enojaré contra ti, ni te reprenderé.” — Isaías 54:9 (NBLA)

El problema del Juicio: La Biblia nos dice en 2 Pedro 3 que, con la Segunda Venida de Jesucristo, el mundo experimentará un juicio con fuego, similar al anterior juicio del Diluvio con agua. Pero si reducimos el juicio anterior a solo una inundación local, ¿significa eso que el juicio final por fuego también será solo local en el Oriente Medio? Pero eso no es todo, la Biblia también dice que debemos esperar un cielo nuevo y una tierra nueva después de este juicio por fuego. Pero si es solo local, ¿significa eso que solo debemos esperar una nueva sección local de los cielos y una nueva sección local de la tierra? Eso sería ridículo. Por lo que podemos asumir con toda seguridad que, así como el primer juicio por agua fue realmente global, así será con el segundo juicio por fuego que se acerca rápidamente, gracias a toda la iniquidad que vemos a nivel mundial, tal y como en los días de Noé donde toda intención de los pensamientos de la humanidad es solo para hacer siempre el mal.

Por esto el mundo de entonces fue destruido, inundado en agua. Pero por la misma palabra, los cielos y la tierra que ahora existen están reservados para el fuego; guardados hasta el día del juicio y de la destrucción de los hombres impíos.” — 2 Pedro 3:6-7 (RVA-2015)

Leyendas de un Diluvio Mundial

Si el sentido común solamente leyendo el pasaje del Diluvio en la Biblia no es suficiente para demostrar que la inundación fue de magnitudes mundiales, tenemos diferentes evidencias extrabíblicas para demostrar este juicio de Dios. Empecemos analizando las leyendas acerca la inundación que ocurre en las 500 historias de diferentes culturas alrededor del mundo. ¿Si el Diluvio fue un evento local, por qué tenemos estás historias tan similares al pasaje bíblico en culturas por todo el mundo? Porque fue un evento mundial. La razón de estas historias de inundaciones no es difícil de entender, si nos apegamos a lo que la Biblia nos relata. Las Escrituras nos dicen que después de la inundación global, los descendientes de Noé permanecieron juntos durante aproximadamente 100 años después del Diluvio, hasta que Dios confundió sus idiomas en Babel (Génesis 11:1–9). A medida que estas personas se alejaron de Babel, sus descendientes formaron naciones basadas principalmente en los idiomas que compartían en común. A través de esos idiomas, se compartió la historia del Diluvio en cada cultura alrededor del planeta.

La Leyenda del Diluvio de Babilonia: Esta leyenda es la que más se parece al relato bíblico. Según los relatos babilónicos, el pueblo antediluviano eran gigantes que se volvieron impíos y depravados, excepto uno de ellos que reverenciaba a los dioses y era sabio y prudente, su nombre era Noa, y moraba con sus tres hijos Sem, Japet, Chem y sus esposas Tidea, Pandora, Noela y Noegla. Noa previó la destrucción y comenzó a construir un arca. 78 años después, los océanos, mares interiores y ríos brotaron desde abajo, junto con muchos días de lluvia violenta. Las aguas desbordaron todas las montañas, y la raza humana se ahogó, excepto Noa y su familia que sobrevivieron en su barco. El barco finalmente se detuvo en la cima de una montaña.

La Leyenda del diluvio de la India: Los registros antiguos en la India dicen que hace mucho tiempo vivía un hombre llamado Manu. A Manu se le advirtió que pronto vendría una gran inundación y destruiría todo en la tierra. Recibió instrucciones de construir un barco grande ya que la inundación iba a ocurrir muy pronto. Las lluvias comenzaron y las aguas subieron hasta que la tierra estuvo cubierta por agua. Cuando las aguas comenzaron a bajar, el barco de Manu estaba en la cima de una montaña.

La Leyenda del diluvio de China: Los antiguos escritos chinos se refieren a una catástrofe violenta que ocurrió en la tierra. Un clásico chino llamado Hihking cuenta la historia de Fuhi, a quien los chinos consideran el padre de su civilización. Esta leyenda dice que Fuhi, su esposa, tres hijos y tres hijas escaparon de la gran inundación. Él y su familia eran las únicas personas que quedaban vivas en la tierra. Y después del gran diluvio, repoblaron el mundo.

La Leyenda del diluvio de Hawaii: Una leyenda hawaiana dice que mucho después de la muerte del primer hombre, el mundo se convirtió en un lugar malvado y terrible para vivir. Quedaba un buen hombre, su nombre era Nu-u. Hizo una gran canoa con una casa encima y la llenó de animales. El agua subió por toda la tierra y mató a toda la gente. Solo Nu-u y su familia se salvaron.

La Leyenda del diluvio de Grecia: Según los escritos griegos, hace mucho tiempo, los humanos se enorgullecían. Esto molestó a los dioses ya que los humanos empeoraban. Finalmente, Zeus, deseaba destruir a todos los humanos, pero otro dios, Prometeo, advirtió al rey Deucalión y su esposa que esto estaba a punto de suceder. Deucalión construyó un gran cofre y guardó en él lo que necesitaban. Él y su esposa entraron en el cofre. Y entonces empezaron las lluvias. Duraron nueve días y noches hasta que todo el mundo se inundó, excepto el Monte Olimpo (el hogar de los dioses) y el Monte Parnaso. Había tanta agua que todos los hombres perecieron. El cofre de madera aterrizó en el Monte Parnaso, y cuando cesaron las lluvias, Deucalión y su esposa salieron e hicieron sacrificios a Zeus para agradecerle por su escape.

La Leyenda del Diluvio de México: De entre las tribus indígenas en América del Norte, Central y Sudamérica se reveló que 120 tribus tenían leyendas de inundaciones y sus relatos coincidían con el relato bíblico. Por ejemplo, tenemos la leyenda descubierta en las historias de los indios toltecas del México antiguo, donde se dice que el primer mundo duró 1,716 años y fue destruido por un gran diluvio que cubrió hasta las montañas más altas. Su historia habla de un hombre llamado Coxcox que era un hombre muy piadoso. El creador le dijo a Coxcox que construyera un bote en el que viviría y escaparía de la destrucción. Se le dijo que debía llevar a su esposa y un par de cada animal que estaba vivo en este barco. Naturalmente, todos pensaron que estaba loco. Entonces empezó la lluvia y vino el diluvio. Los hombres y los animales trataron de escalar las montañas, pero las montañas también se inundaron. Finalmente, la lluvia cesó. Coxcox decidió que el agua se había secado cuando soltó una paloma. Después de la gran inundación, la gente comenzó a multiplicarse y construyó una gran torre muy alta, para proporcionar un lugar seguro en caso de que el mundo fuera destruido nuevamente. Sin embargo, todos comenzaron a hablar diferentes idiomas y la gente se confundió, por lo que diferentes grupos lingüísticos vagaron por otras partes del mundo. Los toltecas afirman que comenzaron como una familia de siete amigos y sus esposas que hablaban el mismo idioma. Cruzaron grandes aguas, vivieron en cuevas y vagaron 104 años hasta que llegaron al sur de México. La historia informa que esto fue 520 años después de la gran inundación.

Estas son solo algunas de las leyendas extrabíblicas que se refieren al notable evento del Diluvio de Génesis. Estas historias han venido de historiadores, de descubrimientos arqueológicos, y de la mitología y tradiciones de diferentes naciones, de modo que podemos decir que no ha ocurrido ningún otro evento del cual haya más registros, evidencia y testimonios que del Diluvio mundial.

La Evidencia del Diluvio en el Lenguaje Chino

Hace algunos años ví en Youtube el video llamado God in Ancient China, se lo recomiendo si usted habla inglés. En él sale un pastor cristiano que explica que la escritura en el idioma chino es pictográfica (escritura que dibuja objetos para representar ideas en palabras), y que como idioma es uno de los más antiguos, ya que tiene unos 4500 años, lo que resulta ser bastante cercano a la época del final del Diluvio (que ocurrió aproximadamente en 2349-2348 a.C.). La escritura china ha preservado antiguo conocimiento ya que no ha cambiado mucho con el paso del tiempo. Lo que nos permite descubrir la narrativa de Génesis porque está contenida dentro de sus caracteres, hay muchos ejemplos, como las palabras “jardín” (compuesta de polvo, aliento, dos personas y encerrado) una clara referencia al Jardín del Edén; “crear” (compuesta de caminar, hablar, vivir, polvo, hombre) que nos describe la creación de Adán; prohibido, o advertir (dos árboles, Dios) que nos habla de cuando Dios le advierte a Adán de los 2 árboles especiales en el Jardín y le prohíbe comer del fruto prohibido; entre muchos otros ejemplos que muestra en este video.

Y con respecto al Diluvio, es asombroso lo que los caracteres chinos nos revelan, en el caso de la palabra “Arca” o “gran barco” está representada por 8 bocas (personas) dentro de una nave, que es la descripción de los 8 pasajeros del Arca. Y la palabra “Diluvio”, se forma de los caracteres para agua y total, lo que hace referencia a que el agua cubrió totalmente la superficie de la tierra. Y el símbolo para “total” hace referencia a 8 personas juntas en la tierra, el total de sobrevivientes del Diluvio, las únicas 8 personas en la tierra. La palabra para “cueva” se representa como 8 personas bajo un mismo techo. Una referencia a cuando Noé y su familia salieron del Arca, y no sería extraño que primero se mudaran a una cueva para refugiarse.

El Diluvio formó los fósiles

La idea de la inundación local tiene sus bases en la mentira de la evolución, y la historia de que las capas de la tierra tomaron “millones de años” para formarse. Aun y cuando los científicos antes de mediados de los 1800s entendían que los fósiles fueron enterrados por lodo y arena durante el Diluvio, pero eso quedó en el pasado. Hoy, el mundo secular niega la posibilidad de una inundación global, yendo en contra de toda la evidencia que indica lo contrario, que el Diluvio fue global y la causa de que hoy tengamos miles de millones de organismos fosilizados. Un evolucionista interpretará un fósil a través de la cosmovisión de millones de años, argumentando que plantas y animales fueron fosilizados hace millones de años y por eso los encontramos en diferentes niveles de la columna geológica que son las capas de roca de forman la corteza terrestre y representa 4.5 mil millones de años de historia de la tierra.

Pero para que un organismo sea fosilizado necesitan existir condiciones especiales, porque por ejemplo cuando un animal muere, su cuerpo es consumido por animales carroñeros y bacterias, que dejan casi nada para la fosilización. El proceso de descomposición para los tejidos blandos dura días o semanas y para las partes duras normalmente un mes o dos. ¿Podría la muerte gradual de las plantas y animales en un período de millones de años explicar el registro fósil que observamos hoy? No, porque los fósiles que encontramos en las rocas de la tierra alrededor del mundo contienen miles de millones de especímenes exquisitamente conservados, incluso con sus partes blandas. ¿Cómo pueden explicar esto los evolucionistas? No pueden. Adicionalmente, es raro que se formen las capas sedimentarias sin alteraciones como en las que se encuentran los fósiles, porque como vemos hoy en día, todo tipo de animales están cavando en la tierra en busca de alimento, y las capas sedimentarias son destruidas. Pero si nos basamos en la Biblia podemos interpretar los mismos fósiles de manera diferente, porque estamos confiando en el Creador, que ha visto todas las cosas desde el principio, y es quien nos dice exactamente lo que sucedió. Las Escrituras nos dan un relato escrito de la verdadera historia del mundo.

El Diluvio destruyó miles de millones de plantas y animales, sepultándolos instantáneamente por toda la tierra. Y si un cuerpo es enterrado rápidamente, libre de oxígeno y de animales carroñeros, entonces tiene buenas posibilidades de fosilizarse. Este evento fue tan rápido que hoy podemos encontrar fósiles de peces que murieron a media mordida, sin digerir su última comida, o hasta una ictiosauria preñada dando a luz, un helecho fosilizado antes de que su hojas tuvieran tiempo de marchitarse. Incluso cuando se encontraron millones de medusas fosilizadas sin que perdieran su forma, los evolucionistas dijeron que los fósiles debieron formarse rápidamente en menos de 24 horas para que mantuvieran su forma, no en millones de años. También se han encontrado muchísimas huellas de animales fosilizados en todo el mundo, e incluso se han encontrado marcas de gotas de lluvia fosilizadas, probablemente del mismo Diluvio. Además, otro punto que no puede explicar la teoría de la evolución, es que encontramos fósiles de animales marinos en las cimas de las montañas. Se han encontrado ostras en lo más alto del monte Everest, y esqueletos de ballenas en la cordillera de los Andes. Solamente el Diluvio podría explicar por qué miles de millones de organismos muertos fueron enterrados en capas sedimentarias claramente delineadas, y que fueron depositadas por el agua en toda la tierra. Lo que descartaría una inundación local o toda la propaganda de la evolución.

Gotas de Lluvia fosilizadas (tal vez del Diluvio)

Cuando vamos a un museo solo vemos un fósil por exhibición, pero cuando estos fueron extraídos de la tierra, muy probablemente provienen de lo que se llaman “cementerios de fósiles”, que son lugares con grandes cantidades de partes de animales fosilizados que están revueltos, exactamente como se encontrarían después de una inundación global masiva. Y estos cementerios de fósiles se encuentran en todo el mundo. El más grande cementerio de fósiles se encuentra al sur de África, en el lecho Karoo, donde se estima que hay 800 mil millones de fósiles e incluso después de décadas de recolección de fósiles, los huesos aún sobresalen del suelo y se extienden por cientos de kilómetros. Y como los evolucionistas y la geología moderna no pueden explicar los cementerios de fósiles, tratan de solucionar el problema llamándolo una “anomalía”, y de esta forma no tienen que admitir que estos cementerios son una clara evidencia de que una era del mundo terminó con enorme violencia, lo que demostraría los hechos descritos en la Biblia.

Otra “anomalía” es la isla de Malta, en donde se han encontrado tantos restos de leones, tigres, mamuts, pájaros, castores, hipopótamos y zorros, todos mezclados, que los recursos actuales de Malta no podrían mantener con vida a esta cantidad de animales ni siquiera durante una semana. Lo que demuestra que algo masivo trajo a estos animales y los depositó allí.

El Diluvio formó la Geografía de la Tierra

Subieron las montañas; descendieron los valles al lugar que tú estableciste para ellos.” — Salmos 104:8 (RVA-2015)

El Salmo 104 nos describe cómo es que Dios cuida Su Creación, pero en Salmos 104:6-9 hace una referencia a lo que ocurrió durante el Diluvio, y la evidencia de estos efectos los podemos ver en las montañas de todo el mundo, porque encontramos varias capas de rocas torcidas, dobladas, plegadas y contorsionadas, que son resultado de eventos catastróficos, cuando la tierra “se elevó” para formar las montañas, y “descendió” para formar los valles, así que estas capas sedimentarias que estaban suaves durante el Diluvio, naturalmente con el tiempo se “endurecieron” en las capas de roca con las formas caprichosas que vemos hoy en día. La evolución no tiene explicación para esto, porque cuando tratamos de doblar o torcer una roca, inclusive a través de “millones de años”, ésta se romperá o desmoronará, pero eso no es lo que vemos en las capas de roca de la tierra en donde en algunos casos están dobladas en ángulo recto sin siquiera romperse. De hecho, la inundación no solo ayuda a explicar estas capas de rocas dobladas, sino también todo tipo de otras capas de rocas extrañas que se encuentran en todo el mundo llamadas “discordancias”. La topografía de hoy fue creada rápidamente durante el Diluvio, no a través de “millones de años”.

Espero que estas evidencias los ayuden para clarificar que el Diluvio no fue un evento local, sino que fue un juicio catastrófico para acabar con los niveles de pecado y de maldad que el hombre alcanzó con ayuda de los ángeles caídos. Y esto es una enseñanza de que, como el SEÑOR ya nos dijo, la maldad y corrupción de la carne tanto humana como animal, volverá a escalar otra vez a niveles irreparables, pero ahora, la forma en la que el Todopoderoso va a limpiar esta iniquidad es con fuego durante la Segunda Venida de Jesucristo. Y así como Noé predicó para salvar a las personas de su generación, así nosotros tenemos la oportunidad de hacerlo con todas las personas que nos rodean antes de que sea demasiado tarde para ellos.

“Porque como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Pues así como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en matrimonio, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no comprendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos; así será la venida del Hijo del Hombre.” — Mateo 24:37-39 (NBLA)

¡Que Dios los bendiga!