El Gran Engaño: El Gran Reinicio (Parte 4)


En el artículo anterior vimos cómo el engaño de la pandemia del virus de Wuhan dio paso a otras mentiras como la que es un virus tan letal que necesitamos hacernos pruebas PCR “frecuentemente” para saber si lo tenemos (estoy siendo sarcástico), y explicamos cómo estas pruebas inflaron los números con falsos positivos, para infundir terror en todo el mundo. Lo que abrió paso a la siguiente fase del engaño, la esperada “solución” que salvaría del virus a toda persona que se inyectara con una tecnología experimental, que usualmente requiere años para ser aprobada, y que además no se había permitido utilizar en humanos porque modifica el ADN de las personas, y lo más preocupante es que, por décadas los animales a los que se les había suministrado este tratamiento genético, morían al ser expuestos a diferentes coronavirus. Ahora continuaremos explicando el Gran Engaño en el que nos encontramos, y relataremos cómo seremos afectados económicamente, socialmente, y físicamente, a través del Gran Reinicio planteado por estos grupos satanistas, para dar paso al gobierno global del Anticristo.

La venida del impío será conforme a la actividad de Satanás, con todo poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, porque no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les enviará un poder engañoso, para que crean en la mentira, a fin de que sean juzgados todos los que no creyeron en la verdad sino que se complacieron en la iniquidad.” — 2 Tesalonicenses 2:9-12 (NBLA)

El apóstol Pablo nos advierte que hay un tiempo límite para que los incrédulos regresen a Dios, de lo contrario Él va a permitir que se crean el Gran Engaño de Satanás, y vemos cómo hoy aunque se presenten los hechos y las pruebas científicas referentes al virus de Wuhan, las personas prefieren creer las mentiras y poner toda su fe en un pedazo de tela en su cara y en una inyección que los convierte en una fábrica de toxinas, que en la verdad, al poner su fe en nuestro Salvador, Jesucristo, quien es el único que nos puede curar de todo mal.

“El malvado hace caso a los labios impíos [mentirosos], y el mentiroso presta oído a la lengua maliciosa.” — Proverbios 17:4 (NVI)

Lamentablemente, la pandemia es solo la antesala de lo que está por venir, así que espero que estos artículos los motiven para transmitir la verdad y que se la hagan saber a la mayor cantidad de personas que conozcan, antes de que sea demasiado tarde para que encuentren la salvación.

El alma del malvado desea el mal; su prójimo no halla favor en sus ojos.” — Proverbios 21:10 (RVR 1995)

“Mientras tanto, mis enemigos tienden trampas para matarme. Los que desean mi mal hacen planes para arruinarme; se pasan el día maquinando su traición.” — Salmos 38:12 (NTV)

El Gran Reinicio

“La pandemia del COVID-19 representa una rara pero estrecha ventana de oportunidad para reflexionar, reimaginar y reiniciar nuestro mundo.”  – Klaus Schwab, Foro Económico Mundial

El siguiente componente del Gran Engaño que estamos viendo actualmente es el llamado “Gran Reinicio”, que tuvo sus orígenes en 1992 con la Agenda de las Naciones Unidas (ONU) para el Desarrollo Sostenible en el siglo XXI, mejor conocida como “Agenda 21”, y que fue promovida fuertemente por George H.W. Bush, miembro de la secta de los iluminados llamada “Skull & Bones” para la creación del Nuevo Orden Mundial. La Agenda 21 es el plan para una masiva reducción de la población del planeta, y el robo de la gran mayoría de la tierra de los ciudadanos, bajo el engaño de la Declaración de Río para proteger el Medio Ambiente al hacer un “mundo sustentable”. Después en el 2015, la ONU liberó la “Agenda 2030” para acelerar el plan original de la Agenda 21, al buscar alterar cada aspecto de nuestras vidas, incrementando el control de la producción y restringiendo el consumo de las personas, bajo el engaño de la “eliminación del cambio climático”, la desigualdad económica, la pobreza (lo cual es imposible por lo que nos dice Jesús en Marcos 14:7), la hambruna, la contaminación, los combustibles fósiles, y fomentará el consumo “sostenible”, la paz y la justicia, y la institución de un gobierno mundial con la ONU a la cabeza. ¿De qué clase de paz estará hablando la ONU? Porque la definición de paz para el judío jázaro Karl Marx era: “El significado de la paz es la ausencia de oposición al socialismo”. ¿Totalmente satánico, no lo cree?

Todos estos planes declarados en la ONU se le encomendaron al Foro Económico Mundial (FEM) para que consolidara los planes de las Agenda 21 y de la Agenda 2030, bajo una nueva y moderna campaña de mercadotecnia con el nombre del “Gran Reinicio”, todo esto desarrollado bajo la cortina de humo de la pandemia del COVID-19. Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del FEM, dijo abiertamente que la pandemia COVID-19 será solo considerada como un “pequeño disturbio” en comparación con lo que tienen planeado hacer al implementar el Gran Reinicio. Con este tipo de declaraciones podemos ver por qué Schwab fue seleccionado por las fuerzas ocultas de los Iluminados para ser el hombre al frente del mayor golpe lanzado en contra de la toda la humanidad. La idea detrás del Gran Reinicio es que la raza humana tiene que hacer cambios drásticos para evitar la autodestrucción de la sociedad y del mundo. Y para ello, dicen que necesitamos una reconstrucción para tener un sistema tecnocrático, que básicamente es un comunismo que se apoya fuertemente en la tecnología, y la propuesta de Schwab es que se debe destruir por completo el sistema actual, el cual está basado en principios cristianos, y se debe “Reconstruir Mejor” (Build Back Better en inglés), que es la nueva forma de mercadear el concepto francmasón del “Nuevo Orden Mundial”. Destruyendo todo lo que conocemos, para del caos formar este nuevo sistema satánico. Y tristemente, el lema “Reconstruir Mejor” está ahora en boca de todos los políticos globalistas del mundo. ¿Acaso estos satanistas no se dan cuenta de que ellos también están siendo engañados por Satanás? Pero para nosotros que servimos al SEÑOR, toda nuestra fe necesita estar puesta en Él, porque es nuestro único escape de la destrucción que se avecina por esta maldad alimentada por fuerzas demoníacas.

“Por esto, alégrense, oh cielos, y los que habitan en ellos. ¡Ay de la tierra y del mar! Porque el diablo ha descendido a ustedes y tiene grande ira, sabiendo que le queda poco tiempo.” — Apocalipsis 12:12 (RVA-2015)

Todos quisiéramos regresar a como estábamos antes de que sucediera lo del virus de Wuhan, sin embargo, Klaus Schwab ha dejado en claro en su libro Covid-19: El Gran Reinicio que esto no sucederá jamás, dice:

“Muchos de nosotros estamos pensando cuándo regresarán las cosas a la normalidad, la respuesta corta es: nunca. Nada nunca regresará al sentido “roto” de normalidad que prevalecía previo a la crisis porque la pandemia del coronavirus marca un punto de inflexión fundamental en nuestra trayectoria global.”

La Cuarta Revolución Industrial

La Cuarta Revolución Industrial (4RI) es un término inventado por Klaus Schwab en el 2016, y se refiere a la confluencia de avances tecnológicos que abarca amplios campos, como la inteligencia artificial (IA), la robótica, el internet de las cosas (IoT), los vehículos autónomos, la impresión 3D, la nanotecnología, la biotecnología, la ciencia de materiales, el almacenamiento de energía y la computación cuántica, para llegar al punto de inflexión, donde podamos tener una fusión de tecnologías a través de los mundos físico, digital y biológico, que son la bases del transhumanismo con lo que estos grupos satanistas quieren que “nos reinventemos mejorando al hombre” porque no están conformes con nuestro cuerpo que fue hecho a la imagen de Dios. Todos estos cambios son los que esencialmente transformarán el mundo en un Cuarto Reich, donde los títeres de Satanás gobernarán sobre los sobrevivientes de su destrucción, con la institución de un nuevo tipo de gobierno, una tecnocracia tiránica. Lo que nosotros llamamos, en términos cristianos, el gobierno del Anticristo.

Para Klaus Schwab, la sociedad necesita experimentar una «revolución», es decir un cambio profundo, abrupto y radical, para combatir los diferentes problemas que tenemos actualmente. Incluso, el Foro Económico Mundial (FEM) tenía un comercial que quitó de su página web después de que causó gran controversia porque decía: “Bienvenido al 2030. No tengo nada, no tengo privacidad y la vida nunca ha sido mejor”. ¿Esto sí que es un cambio radical? O será que implementaron alguna forma de control mental más allá de la propaganda en los medios y otras formas de manipulación, con tecnologías como la que se encuentra en las inyecciones para el virus de Wuhan, para vivir en un mundo en el que vamos a estar esclavizados, y “no vamos a tener nada, pero vamos a estar felices”, esto forma parte de los Protocolos de los Ancianos de Sión, que previamente habíamos visto en el artículo ¿Acaso el coronavirus está preparando el camino para el Anticristo? (Parte 1). Cuando Schwab está promoviendo el que no poseamos “nada”, está yendo más allá del comunismo porque como dijo el judío jázaro Karl Marx: “La teoría del comunismo se puede resumir en una sola frase: abolición de la propiedad privada”. Si ahora no vamos a poseer ni siquiera nuestros cuerpos, ¿que los limita a que impongan la esterilización obligatoria, o la donación forzada de órganos? ¿Qué va a pasar con nuestras casas y posesiones? ¿Quién va a poseer todo, el gobierno del Anticristo?

No codiciarás la casa de tu prójimo. No codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de tu prójimo.” — Éxodo 20:17 (NBLA)

Como puede ver todo esto va en oposición a las Escrituras, empezando con el Décimo Mandamiento, observe que Dios ha establecido el derecho a tener propiedades privadas (Deuteronomio 2:19, 2:27-29, 3:18, 5:21, 19:14, 27:17; Levítico 19:9, 25:13-16, 25:24-28; Jeremías 32:7-8, 32:15, 32:25; Marcos 10:21; Lucas 12:33, 22:36) y a las herencias (Deuteronomio 21:16; Números 27:8-11, 36:8; Salmos 16:6, 17:14; Proverbios 13:22, 19:14;) , no en perpetuidad (Levítico 25:23), porque somos inquilinos o arrendatarios temporales, pero sí encontramos esta provisión en muchas Escrituras. Recuerde que Satanás incita a sus seguidores para que hagan lo opuesto a lo que nos dice la Palabra de Dios.

“Cuando llegues a la tierra que el Señor tu Dios te da como preciada posesión, nunca le robes terreno a otro cambiando de lugar los límites de propiedad que tus antepasados establecieron.” — Deuteronomio 19:14 (NTV)

Maldito todo el que robe terreno a su vecino cambiando de lugar los límites de su propiedad”. Y todo el pueblo responderá: “¡Amén!”.” — Deuteronomio 27:17 (NTV)

“Además, dirás a los israelitas: “Si un hombre muere y no tiene hijo, ustedes pasarán su herencia a su hija. Si no tiene hija, entonces darán su herencia a sus hermanos. Si no tiene hermanos, entonces darán su herencia a los hermanos de su padre. Y si su padre no tiene hermanos, entonces darán su herencia al pariente más cercano en su familia, y él la poseerá. Y será norma de derecho para los israelitas, tal como el Señor ordenó a Moisés”».” — Números 27:8-11 (NBLA)

El Foro Económico Mundial (FEM) está trabajando en diferentes agendas como un nuevo “contrato social”; la migración de una economía de productos a servicios porque quieren que no seamos dueños de nada y que todo lo rentemos o arrendemos; la “protección” de estos servicios en contra de ataques cibernéticos con “Cyber Polygon”; la reestructura del sistema monetario, buscando la utilización de monedas digitales; la educación de los niños para que adopten la nueva forma de vivir; buscan que cambiemos nuestros hábitos alimenticios y que dejemos de comer carne de ganado y en su lugar quieren que comamos insectos (puede ver nuestra serie de artículos La Dieta Bíblica para su mayor referencia en este tema), de acuerdo a las normatividades de la ONU; entre otros ridículos y totalmente satánicos cambios que quieren forzarnos a hacer, con la excusa de que “salvemos al planeta”, pero que en realidad son para que se nos permita ser sirvientes en el Nuevo Orden Mundial.

Adicionalmente, considere el siniestro logotipo del Foro Económico Mundial (FEM), en el cual encontramos discretamente tres números seis para formar el número 666, el número del Anticristo. Los miembros de la secta de los iluminados utilizan en sus corporaciones diferentes simbologías de la francmasonería para declarar su lealtad a Satanás.

Veamos a continuación, con más detalle algunos de los engaños en la agenda del Gran Reinicio que se están promoviendo en estos momentos:

El “Cyber Polygon”: En contra del terrorismo Cibernético

El 9 de Julio del 2021, el Foro Económico Mundial (FEM) auspició el evento de ciberseguridad más grande del mundo, con los más importantes funcionarios de organizaciones internacionales y corporaciones líderes, para definir las medidas de seguridad necesarias para proteger a las corporaciones y a los países del terror de un “inevitable” ciberataque global. Todo esto nos recuerda del “Evento 201”, que fue una simulación que llevó a cabo el FEM y la Fundación Bill y Melinda Gates acerca de una pandemia de coronavirus, que forzaba el cierre de las economías del mundo y que mataba a millones de personas, esta simulación ocurrió en octubre del 2019, convenientemente dos meses antes de que empezara la real pandemia del COVID-19, para manipular al público utilizando una propaganda de miedo, para que los diferentes gobiernos impusieran medidas extremas como el cerrar fronteras (dejando varados a miles de ciudadanos quienes se encontraban fuera de sus países de origen); cerrar negocios (afectando terriblemente a las economías y comercios) ; proclamar reglas ridículas y dañinas como el uso prolongado del cubrebocas (del cual aún no nos hemos librado); y más recientemente, promover la agenda de las inyecciones experimentales, que solo beneficia a las grandes farmacéuticas.

“Escóndeme de los planes secretos de los malhechores, del asalto de los obradores de iniquidad, que afilan su lengua como espada, y lanzan palabras amargas como flecha, para herir en oculto al íntegro; lo hieren repentinamente, y no temen. Se aferran en propósitos malignos; hablan de tender trampas en secreto, y dicen: «¿Quién las verá?».” — Salmos 64:2-5 (NBLA)

“Maldito el que hiera a su prójimo ocultamente. Y dirá todo el pueblo: Amén.” — Deuteronomio 27:24 (RVR 1977)

Este año el FEM auspició su evento “Cyber Polygon”, en donde simuló un ataque de ransomware a la cadena de suministro de corporaciones, la implementación de monedas digitales, y cómo gobernar el Internet de forma global. ¿Será este evento el precursor de los ciberataques que experimentaremos como la siguiente fase en el plan satánico? Porque el FEM pronostica que el mayor riesgo que enfrenta la humanidad no es una guerra nuclear, la caída de los mercados, o una invasión extraterrestre, sino que la siguiente crisis mundial será producida por ataques cibernéticos a la infraestructura alimentaria y de agua, de energía, la cadena de suministro, el transporte público, los sectores de salud, financiero, militar, e inclusive hasta las telecomunicaciones y al mismo Internet. Y ya empezaron a desplegar esta agenda: En Mayo, vimos en las noticias cómo el oleoducto de la compañía Colonial Pipeline detuvo su operación por 5 días, siendo el mayor ciberataque en la industria petrolera, dejando sin el 50% de la gasolina a la costa este de los Estados Unidos (aunque ex-empleados de la compañía dijeron que la compañía pudo haber operado el oleoducto manualmente, sin necesidad de las computadoras, pero eso no ayudaría a la narrativa que necesitaba el FEM, en donde las autoridades ya recuperaron el 85% de los Bitcoins que se pagaron como rescate). Y en Junio ya se han reportado miles de ataques de ransomware a empresas alrededor del mundo. Solo piense las consecuencias devastadoras de un ataque al sistema eléctrico que impactaría a hospitales, bancos, tiendas, casas, el suministro de agua, gasolineras, servicios telefónicos, e instalaciones militares. Imagine un ciberataque coordinado a diferentes servicios que busque causar el mayor daño, por el mayor periodo de tiempo a una región o país entero, las consecuencias de no tener electricidad es que la comida se echaría a perder rápidamente, no habría agua porque las bombas dejarían de funcionar, la gente buscaría tomar ventaja robando tiendas y casas por comida, y la policía no se podría dar abasto con la situación, porque cuando la gente no tiene comida o dinero se genera violencia y caos en las calles, lo que detonaría un toque de queda militar en las ciudades, no habría gasolina para que la gente pueda escapar de la ciudad, y los transportistas con alimentos no traerían su carga por temor a ser asaltados, además el público no sabría lo que está pasando, ni en cuanto tiempo se restablecerían los servicios, la única información disponible sería la propaganda que las autoridades nos comuniquen. Solo nuestro SEÑOR nos puede salvar de un escenario así.

“«Por la desolación del afligido, por los gemidos del menesteroso, Me levantaré ahora», dice el Señor; «lo pondré en la seguridad que anhela»… Tú, Señor, los guardarás; de esta generación los preservarás para siempre. Por todas partes se pasean los impíos, cuando la maldad es exaltada entre los hijos de los hombres.” — Salmos 12:5-8 (NBLA)

“Pero el SEÑOR es fiel y Él los fortalecerá a ustedes y los protegerá del maligno.” — 2 Tesalonicenses 3:3 (NBLA)

¿Cómo es que el FEM es tan bueno para predecir el futuro? ¿O será que el FEM siempre dice por adelantado lo que está planeando hacer? En enero del 2021, el FEM dijo que el COVID-19 nos enseñó que el mundo está expuesto a un gran riesgo de ser afectado por pandemias, ciberataques, o por el Calentamiento Global. Recientemente, Klaus Schwab afirmó que el próximo ciberataque sería como una “ciber-pandemia”, mucho peor en escala destructiva en comparación con el COVID-19. Un ciberataque equivalente al COVID-19 sería un ataque de un “gusano informático” que se autopropague en un día en particular y en el que el contagio ocurra en cuestión de segundos de un dispositivo a otro. La única forma de detener a un ciber-virus de este tipo sería desconectándose del Internet, y esperar hasta que se desarrolle una vacuna digital para la amenaza. Mientras eso no suceda, toda la transferencia de datos o comunicación entre negocios sería bloqueada. ¿Qué pasaría si el siguiente ciberataque se dirigiera al mismo Internet? Esto reduciría cualquier contacto social a visitas físicas, llamadas por teléfono alámbrico, por carta, o por radio de banda corta, y toda transacción comercial se realizaría con efectivo o trueque. El FEM estima que cada día sin Internet a nivel global, costaría al menos 50,000 millones de dólares. Y con el transhumanismo, en donde las personas serán parte máquina, no solo podrían contraer enfermedades, sino que ahora estarían expuestas a ciber-virus, o a ser hackeadas. Como creyente tenemos que refugiarnos en Cristo, Él es nuestra fortaleza y nuestro escudo, porque ningún peligro, tribulación o angustia nos va a separar de Él.

“Es mejor refugiarse en el Señor que confiar en el hombre. Es mejor refugiarse en el Señor que confiar en príncipes.” — Salmos 118:8-9 (NBLA)

“¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?” — Romanos 8:35 (NBLA)

No sería una sorpresa que después de una serie de ataques cibernéticos a nivel global, fabricados por estos mismos grupos satánicos (utilizando dialéctica hegeliana), los promotores del Gran Reinicio busquen justificar la necesidad de gobernar el Internet a nivel mundial, y emitan medidas de control para el uso del Internet basadas en las conclusiones del Cyber Polygon, caracterizadas por una gran regulación, una mayor vigilancia, lo que conlleva a una menor privacidad, y hasta una reducción de la libertad financiera para comprar o vender, porque en este nuevo ambiente, cada persona necesitaría validar su identidad primero antes de tener acceso al Internet, quizás de forma biométrica; también podría exigírsele un pasaporte electrónico que incluya información médica, incluyendo estatus de vacunación; y si su puntaje de comportamiento social (como el utilizado actualmente en China) sea el correcto, demostrando que no es una amenaza por ser un criminal, por su forma de pensar, o sus creencias religiosas. Por lo que para llevar a cabo su plan crearán una crisis tras otra, y con cada crisis fabricada, más controles se irán implementando, y las personas poco a poco terminarán perdiendo cada vez más derechos, libertades y hasta sus patrimonios.

“Cuando los habitantes de Egipto y de Canaán se quedaron sin dinero, todos los egipcios acudieron a José. — ¡Ya no tenemos dinero! — clamaron—. Por favor, denos alimentos, ¡o moriremos ante sus propios ojos! José respondió: —Ya que no tienen dinero, tráiganme sus animales. Yo les daré alimentos a cambio de sus animales. Entonces llevaron sus animales a José a cambio de alimentos. A cambio de sus caballos, rebaños de ovejas y cabras, manadas de ganado y burros, José les proveyó alimentos para un año más. Entonces ese año llegó a su fin. Al año siguiente, ellos acudieron nuevamente a José y le dijeron: «No podemos ocultarle la verdad, señor. Se nos acabó el dinero, y todas nuestras manadas de animales son suyas. Ya no nos queda nada para entregarle, excepto nuestro cuerpo y nuestras tierras. ¿Por qué morir delante de sus propios ojos? Cómprenos a nosotros y también a nuestras tierras a cambio de alimentos; ofrecemos nuestras tierras y nos ofrecemos nosotros mismos como esclavos para el faraón. Solamente provéanos de grano para que podamos vivir y no muramos, y para que la tierra no quede vacía y desolada». José, pues, compró toda la tierra de Egipto para el faraón. Todos los egipcios le vendieron sus campos debido a que el hambre era severa. Así que pronto toda la tierra pasó a ser posesión del faraón. Y en cuanto a los habitantes, los hizo esclavos a todos, desde un extremo de Egipto hasta el otro.” — Génesis 47:15-21 (NTV)

Todo esto para tener el control absoluto sobre las personas/esclavos que sobrevivan. Por eso le insisto que nuestra única defensa en contra de toda esta maldad es una poderosa fe en nuestro Señor Jesucristo, confiando que Él nos librará de todo mal, y no solo eso, sino que nos engrandecerá (Salmos 18:35) para que solo lo sirvamos a Él.

“El Señor los ayuda y los libra; los libra de los impíos y los salva, porque en Él se refugian.” — Salmos 37:40 (NBLA)

“Tú eres mi refugio; me guardarás de la angustia y con cánticos de liberación me rodearás. Selah” — Salmos 32:7 (RVA-2015)

“Tú me has dado también el escudo de Tu salvación; Tu diestra me sostiene, y Tu benevolencia me engrandece.” — Salmos 18:35 (NBLA)

El FEM actualmente tiene todo el soporte necesario para implementar sus planes satánicos, hoy estamos viviendo las consecuencias de sus políticas generadas el año pasado por el Cyber Polygon 2020 que rápidamente fueron implementadas por el FEM en diferentes países. Por ejemplo, la consolidación y centralización del poder entre las corporaciones y los estados porque todos actúan al unísono y de forma coordinada; la adopción de esquemas de identidad digital que ya se están utilizando en Australia, y en diferentes países ya están emitiendo pasaportes digitales que incluyen no solo el historial médico, sino hasta los antecedentes criminales y adeudos al Estado; y de forma impresionante, al censurar la libertad de expresión, al callar voces que no siguen su narrativa “oficial”, tachándolos de “noticias falsas”, “desinformación”, o “teorías conspiracionales”, bloqueando sus cuentas de redes sociales, bloqueando el acceso a sus sitios web, bloqueando acceso a servicios electrónicos como Paypal ,GoFundme y Patreon, a toda información que vaya en contra de su narrativa de planes diabólicos. Esto también ha sido implementado agresivamente por Facebook, Twitter, YouTube y Google. Por lo que no es de sorprendernos que ahora con supuestos ciberataques o con controles definidos por las autoridades, podrían fácilmente eliminar todos los sitios web que vayan en contra de la narrativa oficial, o que informen a la gente de la verdad y los planes de los satanistas. Así que no sabemos cuánto tiempo podremos tener medios de información alternativos o cristianos como este sitio web. Y una vez que los eliminen solo quedarán los medios de comunicación como la TV y el radio que promocionarán la propaganda de terror de estos grupos satánicos.

“¿Resulta que ahora me he hecho su enemigo por decirles la verdad?” — Gálatas 4:16 (RVA 2015)

[Dice Jesús] “Porque no hay nada oculto que no haya de ser manifestado, ni secreto que no haya de descubrirse.” — Marcos 4:22 (SRV-BRG)

En el siguiente artículo continuaremos hablando acerca de otras agendas satanistas del Gran Reinicio, como el Calentamiento Global y la Reestructura del Sistema Monetario. Pero toda esta información no es para infundirles temor alguno, al contrario, es para mostrarles que ahora más que nunca debemos de depender en nuestro SEÑOR, quien es más grande que todos esto grupos satánicos y Satanás, y si sus engaños son descubiertos, pierden toda su fuerza, con lo que podemos hacer que afecten a un menor número de personas, podemos retrasarlos y hasta detenerlos, o mejor aún utilizar sus mismos planes en su contra, para convertir ese miedo en las personas en una forma para que se acerquen a Dios y reciban la palabra del Evangelio ganando más almas para nuestro Señor Jesucristo, como lo he estado haciendo con la excusa del COVID-19, descrita en nuestro artículo ¿Qué Puedo Hacer para que más Personas se Acerquen a Dios? Y me despido recordándoles lo que Pablo nos dijo acerca que Jesucristo siempre está cerca y que nosotros debemos de estar constantemente en oración para que vivamos con la paz de Dios.

“El Señor está cerca. Por nada estén afanosos; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer sus peticiones delante de Dios. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará sus corazones y sus mentes en Cristo Jesús.” — Filipenses 4:5b-7 (NBLA)

¡Que Dios los bendiga!


Continuar leyendo: El Gran Engaño: El Cambio Climático (Parte 5)
Ir a: El Gran Engaño (Parte 1)