Archivo de la etiqueta: ley

El Tercer Mandamiento: El Santo Nombre de Dios (Parte 2)

En el artículo anterior vimos que el Nombre de Dios se refiere a Su carácter, autoridad, reputación, fama y gloria y no solamente a un identificador, lo que extiende la cobertura del Tercer Mandamiento a todos los ámbitos de nuestra vida de quienes honramos a nuestro Creador. En este estudio veremos dos de las principales categorías en las que transgredimos este Mandamiento: la primera al hacer juramentos descuidados y la segunda cuando utilizamos un lenguaje descuidado. Seguir leyendo El Tercer Mandamiento: El Santo Nombre de Dios (Parte 2)

El Tercer Mandamiento: El Santo Nombre de Dios (Parte 1)

En el artículo anterior terminamos de ver el estudio del Segundo Mandamiento, que junto con el Primero son la base que define cómo debemos de adorar al único Dios, en Espíritu y en verdad (es decir, de acuerdo a Su voluntad y a Su verdad revelada en Su Palabra). Ahora veremos el Tercer Mandamiento que conecta perfectamente el Primero y Segundo Mandamiento al hablarnos de la dignidad, solemnidad y majestuosidad del Nombre del Señor, y nos enseña que, para acercarnos a Él, nuestro espíritu debe tener la actitud correcta de humildad, sinceridad y reverencia hacia el Nombre de nuestro SEÑOR Dios. Seguir leyendo El Tercer Mandamiento: El Santo Nombre de Dios (Parte 1)

El Segundo Mandamiento: Cómo adorar a Dios (Parte 6)

En el artículo anterior vimos la parte del Segundo Mandamiento en donde el Señor menciona ser celoso y también hablamos acerca de las diferencias entre pecado, transgresión e iniquidad, ya que el Señor hace referencia a la iniquidad en Su Mandamiento, y dice castigar la iniquidad de los padres sobre sus hijos. En este artículo hablaremos acerca de las consecuencias por desobediencia a este Segundo Mandamiento, las cuales tienen repercusiones hasta la tercera o cuarta generación de quienes son idólatras. Seguir leyendo El Segundo Mandamiento: Cómo adorar a Dios (Parte 6)

El Segundo Mandamiento: Cómo adorar a Dios (Parte 4)

En el artículo anterior hablamos del sincretismo y de cómo las religiones inventadas por el hombre y guiadas por Satanás se enfocan en las cosas visibles y temporales, mientras que la iglesia creada por Dios se enfoca en las cosas que son invisibles y eternas. En este artículo veremos cómo ha contribuido el catolicismo en la proliferación de prácticas idólatras que involucran la veneración de seres creados (como santos, ángeles, la Virgen María, etc.) en lugar de rendir culto únicamente al Creador, tal como lo requiere el cumplimiento del Primer Mandamiento y el Segundo Mandamiento. Seguir leyendo El Segundo Mandamiento: Cómo adorar a Dios (Parte 4)

El Segundo Mandamiento: Cómo adorar a Dios (Parte 3)

En el artículo anterior vimos que aparte de los ídolos físicos que se han adorado desde la antigüedad, las personas también idolatran a dioses imaginarios y hasta sus adicciones. Ahora veremos la institucionalización de la idolatría, que permite transmitir el engaño de forma masiva dentro de una cultura o un país y de generación en generación. Seguir leyendo El Segundo Mandamiento: Cómo adorar a Dios (Parte 3)

El Segundo Mandamiento: Cómo adorar a Dios (Parte 2)

En el artículo anterior empezamos a hablar acerca de la idolatría con ídolos físicos y vimos que el cristianismo no está basado en hacer imágenes o esculturas de Dios, por más bellas que éstas puedan parecer, con el objetivo de poder adorarle o rezarle. La Biblia nos dice que adoremos a Dios en Espíritu y en verdad, que busquemos crecer espiritualmente pareciéndonos a Jesús, es decir que aspiremos a hablar, hacer y pensar como Él en cada momento de nuestras vidas. ¡Y para ello no necesitamos ídolos! Ahora veremos algunos de los ídolos que tenemos hoy en día, como la avaricia y la adicción; y veremos que el formar teologías propias (ídolos imaginarios) nos puede meter en muy serios problemas. Seguir leyendo El Segundo Mandamiento: Cómo adorar a Dios (Parte 2)

El Segundo Mandamiento: Cómo adorar a Dios (Parte 1)

Como vimos en el artículo anterior, el Primer Mandamiento nos explica quién es el verdadero Dios. Ahora veremos que el Segundo Mandamiento trata el cómo debemos adorar a Dios. Porque si el Señor nos prohíbe tener dioses falsos en el Primer Mandamiento, en el Segundo Mandamiento nos prohíbe tener cualquier forma falsa de adoración. La principal razón es que la idolatría siempre aleja a la persona de Dios. Ahora veamos el Segundo Mandamiento: Seguir leyendo El Segundo Mandamiento: Cómo adorar a Dios (Parte 1)

El Primer Mandamiento (Parte 3)

En el artículo anterior vimos que Jesús nos dirige hacia el Primer Mandamiento: Amar a Dios con todo nuestro ser. Al cumplir con este Mandato, podremos cumplir con todas las demás leyes del Señor. También vimos algunas advertencias contra la desobediencia a este Mandamiento. Ahora veamos otros ejemplos de la oposición que existe en el mundo actual ante esta ley suprema del Señor. Seguir leyendo El Primer Mandamiento (Parte 3)

El Primer Mandamiento (Parte 2)

En el artículo anterior vimos que el Primer Mandamiento estaba formado por los versículos 2 y 3 de Éxodo 20. Vimos que Egipto significaba angustias y tribulaciones de las que Nuestro Señor Jesucristo nos ha salvado. Ahora veremos cómo Jesús eleva el grado de perfección que tenemos que tener para cumplir el Primer Mandamiento y qué pasa si nos rebelamos ante este Mandamiento. Seguir leyendo El Primer Mandamiento (Parte 2)

El Primer Mandamiento (Parte 1)

En el artículo anterior vimos que los “10 Mandamientos” nos fueron entregados para nuestra protección, por el gran amor que Dios nos tiene. También vimos que la ley de Dios sigue vigente al día de hoy para todas las personas, en especial para los creyentes, porque nos ayuda a crecer espiritualmente al mostrarnos nuestros pecados, los cuales nos alejan de Dios. Ahora estudiaremos el Primer Mandamiento, que es la única ley de la antigüedad que prohíbe la adoración de otros dioses, ya que las otras culturas no sólo lo permitían, sino que incentivaban la adoración a otras deidades, porque todos los otros falsos dioses trabajan en equipo para provocar un infierno en la vida de las personas en este mundo y, también después, en la eternidad. Seguir leyendo El Primer Mandamiento (Parte 1)